Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 agosto 2014 5 01 /08 /agosto /2014 08:38
Ávidas pretensiones

Fernando Aramburu, nacido en 1959 en San Sebastián y uno de esos pocos escritores españoles que residen en otro país (Aramburu, en Alemania) y aquí se van proyectando en sus libros de una forma discreta y casi siempre con una enorme calidad, destacando muy por encima en la agobiante sobreproducción de los plumíferos nacionales (¿tienen idea vuesas mercedes de la cantidad ingente de novelas y relatos --por ajustarnos a un género literario- que se publican en este país?). Y ahora, el consejo adelantado: corran a comprarse "Ávidas pretensiones" de Fernando Aramburu y no sólo por tratar de NO ser una gran novela, ni LA gran novela del año en España, sino porque en ese esfuerzo benemérito, don Fernando ha pergeñado un relato de lo más chusco, acerbo, divertido, despiadado, picante, riguroso, agudo y descacharrante dedicado en cuerpo y alma a un tipo de gente que menudea por el gremio al cual él pertenece (al sector más digno, por lo que veo). Es decir, a los creadores literarios, a los escritores y dentro del género al de los poetas, poetillas, poetastros y vates furiosos de cualquier jaez poco recomendable.

Aramburu se nos descuelga con unas crónicas sobre unas jornadas poéticas en un convento rural cercano a un pueblo de la España profunda. No me extraña que nuestro autor se llevara el Premio Biblioteca Breve y que, seguramente, tenga algo de cierto el cuidado apuntado en la "observación" preliminar del libro: "A fin de preservar su vida y la integridad de sus modestos bienes, el autor ha tenido la cautela de asignar nombres ficticios a los actores...y lugares (ficticios)...El resto es todo verdad". Hay que tener valor y agudeza para mostrarnos a esos casi treinta poetas de toda clase y condición, hacerlos más que creíbles, usar un humor fino, habilidad verbal, oído justo para modismos y diálogos y unas dosis homeopáticas pero muy visibles de mala uva. Las jornadas son desternillantes, los eventos consuetudinarios que acontecen en esas rúas pasan de castaño claro, desde el vate que se droga con hongos sin encomendarse a dios o al diablo, los que buscan sexo por doquier, las poetisas metidas en sazón, las peleas y los celos, las venganzas mas o menos traperas, la autoridad del experto en antologías, la vanidad de vanidades y sólo vanidad de todos y cada uno de los supuestos poetas y la soberbia habilidad del encuadre y escenario: el convento de "las hermanas siervas de las sagradas espìnas de Jesús", a un tiro de piedra de Morilla del Pinar, un pueblo de chiste de paletos, de tópico rural. Los "dramatis personae" son casi una treintena, Juanjo Changa, Tadeo Balboa, Evangelina González, (la Nívea), Amalia Solórzano José Manuel Agüero Lopetegui, (Lope), el maestro organizador, Susana Valcárcel, Vanessa Rincón, objeto del deseo de todos los machos y alguna hembra del elenco...hay donde escoger y no hay por donde cogerlos. Las escenas y los debates, las lecturas y los incidentes generan una de las novelas más divertidas que he leído, con esa sensación un poco culpable que uno trata de sofocar ante la crueldad de la sátira --con detalles tiernos, faltaría más, sino sería un libelo y perdería su gracia feroz--del mundillo poético y por extensión, del literario, semejantes como dos gotas de agua, ha quedado bien descrito y bien servido, rodeado de un espeso caldo procaz, pero nunca grosero, de sexo en todas sus variedades. Todo, en suma, un gozoso disparate, una gigantesca greguería literaria trufada del aire burlón de Quevedo, el tremendismo socarrón de Camilo José Cela y unas gotas amargo cachondas de Valle Inclán. Con diálogos de una justeza ejemplar, ácidos, divertidos, canallas y esperpénticos. Como este: Dos poetisas lesbianas se están jurando amor eterno, una de ellas dice: "Me mataré el día que te mueras, ¿Harás lo mismo?", su compañera, sin dejar los arrumacos subidos de tono, responde, "Tendría que mirar la agenda".

En suma, una cachonda novela dedicada al ego literario, uno de los más feroces y cainitas egos profesionales del almacén de egos desatados de la humanidad. Por eso la recomendación que hago de esta novela memorable --en el sentido chungón y gozoso-- tiene una excepción rigurosa: si usted es poeta o trata de serlo o aspira a formar parte del Parnaso español...no la lea, pase de ella, ignórela. Calcinará sus más ávidas pretensiones.

FICHA

ÁVIDAS PRETENSIONES.- Fernando Aramburu.-Seix Barral.- 413 páginas. 20 euros.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens