Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 agosto 2014 6 30 /08 /agosto /2014 08:46
Todo un hombre

Anagrama no pierde ripio. Sin llegar a publicitar "Todo un hombre" como una nueva novela de Tom Wolfe (cosa que sería inexacta, apareció en 1998 y en el 2000 en España) tampoco avisa que se trata de una reedición. A rio revuelto... De todas formas se trata de una buena y difícil novela de este escritor poco elegante y algo snob, por debajo de "La hoguera de las vanidades" y mejor que la última publicada en nuestro país, "Bloody Miami". Por eso ni siquiera rescato lo que escribí sobre él hace catorce años y publiqué en un diario barcelonés. La nueva lectura realizada me reafirma en un criterio que ya expuse en su día: es una novela pasable, no es una gran novela y, por cierto, le queda ancho --como a tantas, a casi todas-- el "sello" habitual de "la gran novela americana" que le adjuntan todos sus editores. Salvando a un par de obras en este siglo, esta es una más "gran obra literaria comercial americana". Evidentemente no tengo ni la formación --ni la osadía-- de un Bloom para sugerir un "canon", pero si tengo los elementos necesarios para opinar sobre los excesos de juicio que acompañan a los divos literarios, Tom Wolfe en un lugar venerable entre ellos, como patrón del famoso "nuevo periodismo" que ni era nuevo, ni tampoco periodismo, sino literatura, narrativa realista sujeta a las exigencias de la realidad y con el traje de lo cotidiano y la voluntad de permanencia (en contra de la esencia efímera del periodismo auténtico).

Y si La hoguera...fue el escenario de una era de excesos y derroche, Todo un hombre recoge el aire de naufragio de una sociedad abocada a la catástrofe y al fin del despilfarro. Lo masculino rabiosamente viril, la lucha en la jungla financiera, los atributos sexuales como indicativo de calidad y la obsesión por el triunfo al coste que sea, dibujan a un personaje y a su amplio escenario y a los más de doscientos figurantes que van apareciendo y sumiéndose en el olvido de una novela tan desmesurada como omni abarcadora y ambiciosa que y trata de convertirse en un cuadro pictórico totalizador de una época, de sus paisajes más diversos y opuestos. Todo contado con la fastuosa habilidad narrativa, casi oral, de desbocado cuentacuentos lleno de humor y mala baba. Como don Juan, Tom Wolfe, sube a los castillos y residencia mas encumbradas y lujosas, o se mete en un ambiente carcelario, desde la oficina de un alcalde negro a los entresijos pseudo religiosos de personajes o sectas atrapados por el miedo, la ruina o el fanatismo, pasando por caladas en un sexo directo y contado sin tapujos y con humor.
Asistimos a la decadencia y caída de varios personajes, desde Charlie Croker, multimillonario en bancarrota, a Fareek Fanon, un deportista negro acusado de violación, con todo el aporte racista que ello conlleva (que, en realidad, impregna toda la novela; no olvidemos que la acción se sitúa en Atlanta), el del joven parado Conrad Hensley... personajes en el borde del precipicio, seres desolados cuyos dramas oscurecen una ética siempre enfrentada a dilemas utilitaristas y siempre vencida.

La excesiva ambición narradora de Wolfe unida a la escasa profundidad literaria, provocó críticas duras de otras vacas sagradas de la literatura norteamericana. Norman Mailer, John Updike y John Irving, que la consideraron una obra tan excesiva como fracasada. Pero aunque respeto esas razones y las considero reales, hay algo de apasionante en ese empeño de Wolfe. Sus propios defectos la hacen interesante. El narrador es omnisciente y no tiene reparos en tomar partido en el relato, de un forma poco sutil e incluso manipuladora para provocar rechazo o atracción del lector hacia un personaje determinado. Es un "deus et machina" tan excesivo como seguramente lo es el propio Wolfe. Tema aparte es el cansino uso de Wolfe de jergas distintas, las demasiado prolijas descripciones, las onomatopeyas, la descripción de los ruidos triviales...
Wolfe ha querido marcar con este libro un camino distinto para la novela de este siglo. Ni que decir tiene que está muy lejos de conseguirlo, a no ser que se le quiera adjuntar el sello de "lo que no ya no hay que hacer", al menos en lo que se refiere a innovaciones técnicas literarias. Quizá el evidente valor relativo de la novela estribe en su autor y en su actitud transgresora, en su vocación insistente en hacer literatura de todo lo que "acontece cotidianamente en la rúa", superando todas las barreras existentes. Un poco con ese viento revolucionario que inspiró en los sesenta su "nuevo periodismo". El o los temas tratados siguen estando en la cresta de la ola de la actualidad: los abusos de los poderes establecidos, la arrogancia de la riqueza y el desastre que empuja a la mayoría de los ciudadanos del montón a la desesperación y al delito y a una infelicidad que comparten todos, ricos y pobres.. Y todo con un estilo abiertamente provocador, chulesco, lleno de humor, sexo y desvergüenza, en un tapiz social descrito con una pluma corrosiva, ingeniosa, cínica y despiadada.

FICHA

TODO UN HOMBRE.- Tom Wolfe.-Traducción de Juan Gabriel López Guix.- Editorial Anagrama.- 785 págs. 25,56 euros.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens