Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 septiembre 2014 2 09 /09 /septiembre /2014 19:33
Camino del Cid: De Calatayud a Albarracín

El Camino del Cid es un itinerario histórico, turístico y cultural de 1.400 kms desde Burgos a Alicante, creado en 2007 en conmemoración de los 800 años del Cantar del Mio Cid, en el que avispados comerciantes y hábiles organizadores deportivos unidos a un Consorcio instituido por las Diputaciones de las provincias, ofrecen una larga travesía que recorre desde los pinares burgaleses a las parameras sorianas sin olvidar las riberas del Jalón y del Jiloca, los abruptos paisajes montañeses de Guadalajara o Teruel o los fértiles campos de frutales en el área mediterránea. Es un variado itinerario que puede competir con el camino de Santiago, el de la Plata o el del Ebro, por citar los más conocidos. Está más o menos directamente basado en los lugares mencionados en "El Cantar del Mio Cid", uno de los más grandes poemas europeos de épica medieval, escrito a principios del siglo XIII. Los del Cid ofrecen una astuta diversidad de opciones, desde recorrer las diferentes provincias y comarcas, Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante --donde exista alguna referencia de que el Cid pasara por allí-- en plan senderismo de travesía, hacerlo en bici (de momento la alternativa que tiene más éxito), en moto, automóvil o a caballo. En esta ocasión, con la mochila al hombro, vamos a hacer un tramo del proyecto total que se llama "Por los viejos reinos islámicos" de la Ruta de "Las tres taifas" que une las zaragozanas localidades de Calatayud y Ateca, pasando por pueblos de Guadalajara hasta llegar a Cella, junto a Albarracín, en la provincia de Teruel.

El recorrido total de este tramo de Las tres Taifas es de 278 km, que se puede hacer en 13 días o en 6 días en BTT, en coche son 315 km. Nosotros hemos hecho en 6 días escogiendo un sistema mixto de senderismo y coche. También se pueden complementar estas jornadas con dos recorridos, el "Anillo de Gallocanta" (2 días) o el "Anillo de Montalbán" (2 días).

Empezamos la travesía en Calatayud, aunque comenzamos a caminar en Ateca. La jornada era de 16,8 kms, con un tiempo estimado de cuatro horas, ampliable según descansos. Seguimos las señales del GR-160, rojas y blancas y en algunos lugares nos encontramos con estacas de madera y carteles con las rojas pinturas del Camino. Vamos siguiendo el rio Jalón y cruzamos por debajo las vías del ferrocarril en dos ocasiones y la autovía. Hay un tramo perdedor en la cañada que nos lleva a los lavaderos del pueblo de Valtorres por la parte baja, el sol aprieta. Después pasamos por La Viñuela, junto a un embalse seco hasta llegar al destino, Munébrega, con su hermosa iglesia mudéjar.

La siguiente jornada de Munébrega pasaremos por Alarba por caminos rurales y algunos asfaltados que afectan a las rodillas y los tobillos. Hay un tramo pedregoso empinado por un barranco junto ma la ermita de San Roque y la de la Virgen de Semón antes de llegar a Acered (20,9 kms). desde Acered iremos a Daroca en la tercera jornada (22,2 Kms). Es una etapa con fuertes descensos y subidas ya desde el principio. En Atea hay que estar atento a los cruces aunque están bien señalizados por el valle del Jiloca hasta llegar a la antigua estación de tren de Murero. desde allí el sendero está plagado de vegetación y resulta trabajoso avanzar hasta Manchones junto a las aguas del Jiloca. En ese pueblo el camino es agradable, bajo las choperas, hasta llegar a la parte baja de Daroca.

Una estancia en Daroca vale la pena. Es recomendable seguir el Camino de las Murallas que sube a lo mas alto de la ciudad y luego siguen el contorno de las torres y los lienzos de muralla en un recorrido circular de que termina en una de las dos puertas monumentales de la ciudad. Desde aquí vamos a Calamocha (29,7 kms) pasando por Villanueva del Jiloca, San Martin del Río, Báguena, Burbáguena, y Luco de Jiloca. Quizá sea el más hermoso, sombreado y agradable tramo de la travesía, casi siempre en caminos y paseos junto a las aguas del rio, visitando inglesias magnificas y lugares históricos, como el puente medieval de Báguena o el romano de Luco, además de excelentes muestras de arte mudéjar casi en cada pueblo.

De Calamoche, ciudad sin interés exceptuando el puente romano y la iglesia barroca, iremos a Monreal del Campo (18,6 kms) pasando por el famoso Poyo del Cid (nombre que se da a una elevación, en este caso la colina o cerro de San esteban) donde estuvo una villa romana y el campamento de las huestes del Campeador. Pasamos por Fuentes Claras, Caminreal y el pesadísimo tramo de Torrijo del Campo a Monreal, una pista polvorienta de servicio junto a la via del tren sin una sola sombra y bajo un sol de justicia durante unos interminables cinco kms. En Monreal del Campo visitamos los Ojos del Jiloca, un afloramiento de agua lleno de vegetación, mal señalizado y peor mantenido. Una pena, el lugar es delicioso.

A partir de Monreal las rectas largas y monótonas se suceden atravesando enormes mesetas de cereal ya cosechado, con pocas sombras entre grandes campos de secano. Atravesamos Pozuel del Campo y Pedregal, donde hay que admirar las encinas centenarias que hay junto al sendero. Por un sendero perdido entre la vegetación se llega al Pobo de Dueñas. Es un tramo trabajoso y aburrido (29,3 kms).

Comenzamos otra jornada en Pobo, pasando por Morenilla, Chera, Aldehuela y Castilnuevo (30,4 kms), por caminos rurales regularmente conservados y algún trecho de fastidiosa carretera. Sin demasiado interés y con demasiado esfuerzo transcurre la etapa, Un puente morisco y el paso junto a un molino de batán nos lleva a Molina de Aragón, penúltima etapa. En Molina hay que dedicar unas horas a su conjunto monumental (magnifico castillo y murallas) que se ciernen sobre la ciudad. Entramos en la bella región del Alto Tajo.

Hacemos el tramo de Molina a Tierzo, pasando por Valsalobre, Terraza, Ventosa, Teroleja (con una bella iglesia románica) y Valhermoso. Son 23 kms que configuran una última etapa de senderismo, por pistas forestales, algo de sendero y también trechos por carretera. Han sido mas o menos casi 200 kms en 48 horas totales de caminata divididas por ocho etapas, una media de seis horas por día. En Tierzo cogemos el coche y vamos a Megina pasando por Salinas de Armallá, Megina y Checa. De esta población vamos a Bronchales a pasar el día, por Orea y Orihuela del Tremedal. En Bronchales visitamos la Iglesia de la Asuncion y la ermita de Santa Bárbara. Luego, corta visita a Albarracín con su extraordinario conjunto monumental que la convierten en una de las ciudades más hermosas de España.

NO SE PIERDA: EL MONASTERIO DE PIEDRA

Desde Ateca puede ir a Nuévalos que es la entrada a la zona del Monasterio. Es un recinto amurallado con diversas dependencias, como el antiguo monasterio cisterciense del siglo XII, transformado en hotel de lujo, y un enorme recinto de paseos, jardines, cascadas y lagos. Hay dos recorridos básicos marcados. Uno breve y otro de unas dos horas de duración contando las inevitables paradas y fotos. En el monasterio hay dos exposiciones permanentes, una dedicada al arte del vino, otra dedicada a carruajes del XIX, otro a la historia del chocolate (está documentado que en este lugar se consumió por primera vez en Europa el chocolate). El sendero largo está señalizado con flechas azules y con flechas rojas para salir.

LA FIGURA REAL DEL CID

Rodrigo Díaz de Vivar fue una personalidad de la corte castellana durante el corto reinado de Sancho II el Fuerte (1065-1072) y al inicio del de su hermano Alfonso VI, quien lo casó hacia 1074 con una pariente suya, doña Jimena Díaz. A causa de un lamentable hecho bélico del Cid en la frontera toledana el Rey lo desterró en 1081. Desde ese año hasta 1086, el Cid, como muchos otros caballeros en su situación, estuvo al servicio de un rey moro. Rodrigo lo estuvo con el de Zaragoza, cuyo territorio defendió frente al el rey de Lérida, aliado con el conde de Barcelona y con el rey de Aragón. A ambos los venció en las batallas de Almenar (1082) y Morella (1084). Reconciliado con Alfonso VI, don Rodrigo regresó a Castilla en 1086 y fue enviado a Levante para proteger los intereses castellanos. Otro desencuentro con el monarca provocó otro exilio en 1089. Desde ese momento, don Rodrigo empezó a hacer la guerra por su cuenta. En 1094 conquistó Valencia, donde murió cinco años después, siendo sus restos trasladados al monasterio burgalés de Cardeña.

UN POCO DE HISTORIA

Según el Cantar, las tierras de Teruel por donde pasamos fueron escenario de algunas de las batallas y escaramuzas más duras libradas por el Cid y sus mesnadas. En tiempos del Cid Teruel estaba dividida entre las taifas de Albarracín, Zaragoza y Valencia. En el Poyo del Cid, el Campeador domina el territorio con su espada, en el Pinar de Tébar derrota al Conde de Barcelona Berenguer Ramón, con tropas sensiblemente inferiores en número. Descansa o pernocta en Cella y Albarracín. Martin del Rio, Montalbán, la Peña del Cid, Orihuela del Tremedal, Bronchales y Albarracín, capital del reino bereber de los Banu Razínella. El Cid no es el paradigma del guerrero cristiano, como quiere la leyenda (con exageraciones y falsedades como lo de la Jura de Santa Gadea o el episodio de la hijas del Cid mancilladas por los infantes , o la victoria después de muerto) sino un guerrero mercenario que sirve a unos u a otros, moros o cristianos, según sus intereses o lealtades. Por cierto, según el Cantar, al pasar el Cid por Alcañiz dice: "Tierras de Alcañiz, negras las va dejando; y en derredor todo lo va depredando" (Cantar,versos 986, 987). Desde el Poyo del Cid va cobrando "parias" (impuestos de seguridad) a Daroca y Molina de Aragón

DOCUMENTACION

El Camino del Cid es modélico en cuatro puntos: uno, está muy bien documentado; dos, la información está excelentemente editada. mapas, topoguías, separatas históricas; tres, cada año repasan las señales de los senderos in situ. Y cuatro, todo es accesible por internet en http://www.caminodelcid.org/?tipoRuta=sendero . Defectos: no en todos sitios se encuentra la documentación: en Zaragoza no falta de nada y en Teruel de todo. Las señales de los caminos están más cuidadas en Zaragoza y Guadalajara que en Teruel.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en excursiones
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens