Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 noviembre 2014 3 05 /11 /noviembre /2014 09:11
Sabiduría garantizada

Magnífica comedia con ribetes de drama y de documental filmada por Doris Dörrie, esa inteligente, crítica e irónica pero divertida directora alemana en el año 2000. La vi en su día en los Verdi, atraído por el boca-oreja monumental que se armó a su estreno pero que logró convertirla en un éxito popular. La pillé en DVD y me he permitido o regalado un nuevo visionado que me ha confirmado en mi juicio e incluso lo ha enriquecido aún más. La crítica no fue muy generosa con ella y rechazaban la aparente mezcla de géneros y una cierta banalización del mundo del zen. Nada más lejos de la verdad. El problema, señores críticos enterados, es que hay que conocer más allá del tópico la disciplina zen y sus principios para entender porqué esta película es una humilde pero certera flecha que apunta al centro del zen. Uwe Ochsenknecht, Gustav-Peter Wöhler, Petra Zieser, Ulrike Kriener, Anica Dobra y Heiner Lauterbach, son los actores que dan vida a los personajes de la sencilla trama (llevando en la ficción los mismos nombres de pila que tienen en la vida real) que no es más que ésta: dos maduros hermanos alemanes viajan a un monasterio de budismo Zen en Japón. Una narración amena, llena de humor y de solapada crítica que nos presenta la vida de los dos hermanos, con sus frustraciones y sus errores, en unas cuantas secuencias hilarantes, a modo de prólogo. Luego viene el viaje a Japón donde el humor se da la mano sutilmente con la vulnerabilidad paradójica del occidental enfrentado a una cultura milenaria en decadencia que se torna artificiosa precisamente por su copia al exceso de los tics occidentales. Y por fin, la llegada al monasterio budista zen, donde comienza la enseñanza de la disciplina y los rituales, molestias y pequeños problemas que van siendo expuestos con una buena dosis de compasiva chanza. Y, poco a poco, casi sin darnos cuenta, los cambios. Los vemos en los dos hermanos de una forma igualmente divertida en apariencia pero que esconde las verdades transparentes del zen. El conocimiento de uno mismo, de sus debilidades, de sus temores, de sus escondidas virtudes, de su energía que emerge cuando ya nos rendimos. Hacia un fin que se resume en la complacida y humilde sonrisa de los hermanos.

No hay un intento solemne de profundizar en nada. Todo queda aparentemente en la sonrisa, pero se ha transmitido de manera muy clara y sencilla la superioridad ética de los tradicionales valores del zen y la necesidad acuciante que tenemos de ellos en nuestras vidas en la selva tecnológica del siglo XXI.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens