Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 noviembre 2014 7 30 /11 /noviembre /2014 10:50
Hotel Florida

Fascinante libro sobre una época histórica y unos personajes reales que reúne las virtudes y las carencias de un documental, un reportaje, un libro de historia, un ensayo académico, una novela basada en hechos reales y una reconstrucción cultural aprovechando películas, novelas, correspondencia, documentos oficiales y entrevistas. ¿Lugar? El Hotel Florida en el Madrid sacudido por la guerra civil. ¿Personajes? Hemingway, Marta Gellhorn, Arturo Barea, Ilsa Kulcsar, Gerda Taro, Robert Capa. Periodistas, escritores, artistas, fotógrafos de guerra, militares de toda clase y estofa, espías más o menos profesionales, vividores y damas de enredo, politicastros y todo un submundo al servicio del que paga mejor. Amanda Vaill ha sabido escoger un lugar mítico del Madrid asediado en el que los milicianos iban al frente en tranvía y se combatía con relativa dureza a las puertas de la ciudad, en los terrenos de la Universidad, escarnio simbólico del saber destruido por las armas y la barbarie de la violencia.

Todos esos personajes reales llegaron a España. no sólo atraídos por el aura romántica y belicista de frenar los pies al fascismo que ensayaba en España los planteamientos crueles de la segunda guerra mundaial, sino muchos como profesionales del periodismo que confluían en las Brigadas Internacionales o en el frente, al reclamo de la noticia, a la busca de ese titular de portada que inflamaría sus apellidos de gloria y fama en sus países de origen. Ernest Hemingway y Martha Gelhorn cubrieron la guerra como enviados especiales, aunque en puridad no creo que los medios que los enviaron quedaran demasiado contentos con ellos. Se les escapaba la dinámica profunda de fuerzas que confluían en la compleja vida politica, social y económica de nuestro país. Ellos buscaban historias. Y el periodismo literario nunca fue un periodismo de "scoop". "¿Por quién doblan las campanas" no es más que un cuento juvenil de amor y nobleza, de simbolismo y sacrificio heroico. Estaba más cerca de lo que era España, "Fiesta" publicada veinte años más tarde, en pleno franquismo y que hablaba de las Fiestas de San Fermin. El profundo simbolismo de la lucha de clases y el poder detentado por la Iglesia, el Ejercito, la alta burguesía y los terratenientes rurales mantenía una complejidad difícil de percibir en el urgente y simple maniqueísmo, que alimentaba las mentes privilegidas pero manipuladas --por ellos mismos y por sus escasas fuentes fidedignas-- de los corresponsales extranjeros. Como bien se ha dicho, en Madrid, en el hotel Florida, la primera víctima de la guerra era la verdad.

Gerda Taro y Robert Capa fueron otra cosa muy distinta: aportaron las imágenes de la guerra, los iconos históricos que, en este caso, valían más que mil palabras. Pero ellos no sólo discutían pretenciosamente en los bares de los hoteles mientras bebían incansablemente, ellos se lanzaban a las trincheras y se jugaban la via por una buena foto (aunque sin librarse de acusaciones de manipulación, como la de la foto de Cappa "La muerte del miliciano", pero en fin esa es otra historia). Arturo Barea e Ilsa Kulcsar , forman un poco la página negra interna de la historia periodistica de la,guerra y fueron un ejemplo de lo que se podía esperar del desprecio comunistas por la verdad objetiva (que mas tarde mostraria Stalin en todo su esplendor) de las que fueron víctimas personales. Todos estos personajes tan variados pero todos igualmente interesantes se alojaban en el hotel Florida, rodeados por um ambiente bélico inmediato, que les llegaba directamente a base de cañonazos, contrapunto brutal a sus historia de amor, a sus charlas literarias o políticas, a sus ensayos de escritura, un sonsonete bélico que les daba pautas para lo que surgía de sus maquinas de escribir. Años mas tarde mi generación periodística conocería ambientes parecidos en Nicaragua o El Salvador.

Pero Amanda Vaill nos cuenta no sólo ese escenario legendario entre polvo y detonaciones, también el difícil dia a dia de la población civil madrileña y lo hace con una ecuanimidad y una voluntad de ser objetiva que merece el agradecimiento del lector español. Evidentemente no se trata de una historiadora, aunque su actitud en la busqueda de los hechos la hace parecerse a ellos, pero logra algo también difícil, dar una frescura y una espontaneidad a lo que narra de tal manera que a veces uno cree estar leyendo una nueva ficción basada en hechos reales. Y así la crónica periodistica que es, se convierte en algo más y se enriquece. Me ha interesado sobremanera la historia que sigue otro personaje conocido: John Dos Pasos, escritor mucho más fino, objetivo y justo en su percepción de lo que estaba ocurriendo que su compatriota Hemingway .En suma, un libro evocador y sin duda con ambición de objetividad. ¿Qué más se puede decir para alabar una obra periodística y documental?

FICHA

HOTEL FLORIDA.- Amanda Vaill.- Ed. Turner. 554 págs. 27 euros. Trad.Eduardo Jordá

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens