Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 diciembre 2014 7 21 /12 /diciembre /2014 09:24
20.000 años en Sing Sing

A estas alturas del deterioro ético de nuestra sociedad, resulta inocente y un poco ingenua una película (de 1932) que se basa en la "palabra de honor" que un delincuente da al alcaide de una prisión de que volverá una vez haya visto a su novia en peligro de muerte. Si el delincuente es Spencer Tracy (nada convincente en su papel de "duro", con los años ganaría, aquí es demasiado joven) uno puede creerse la historia a pesar de su final que no desvelaré aunque es previsible. Dirige uno de los grandes del cine norteamericano clásico de acción, Michael Curtiz, de la pródiga cantera europea de todo el principio del siglo XX.

El género carcelario ha cambiado mucho con los tiempos (sólo hay que comparar nuestra "Celda 211" de Daniel Monzón) pero las secuencias carcelarias están resueltas con maestría, como era de esperar, a pesar de la voluntad visible y excesiva del director y el guionista de hacernos las cosas más aceptables y "éticas" de lo que en la realidad eran, seguramente. No obstante la propuesta que sugiere la película de trato humanitario y respetuoso que acaba por mejorar a algunos internos, es de tener en cuenta.

Spencer Tracy no es James Cagney, pero a pesar de las limitaciones de la trama --se apunta que se trata de un hecho real, basado en un libro de Lewis E. Lawes que fue funcionario y alcaide de Sing Sing durante 20 años-- el joven Tracy ya da pruebas de sus facetas de actor y su rostro que desmiente constantemente la truculencia de su pretendida "dureza", aunque muestra su potencial en secuencias como cuando el alcaide, de manos temblorosas, le acerca fuego a su cigarrillo. La mirada de Tracy mientras le sujeta la mano temblorosa es toda una lección de virilidad respetuosa. Una Bette Davis, jovencísima, lejos del rictus duro, sabio y prepotente por el que fue conocida, logra dar a un frívolo papel una hondura psicológica y dramática sorprendentes que ya preludiaban sus éxitos posteriores. Arthur Byron como alcaide da una visión humana y compasiva de su trabajo y vemos a un Calhoum ya muy elegante que asume el papel de malo que luego repetiría siempre impecablemente en tantas películas.

En fin, una película antigua que vale la pena revisar.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens