Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 diciembre 2014 5 26 /12 /diciembre /2014 09:16
EL ABRIGO DE PROUST

EL ABRIGO DE PROUST
Bien, no se trata propiamente de una novela, sino de un ensayo literario narrado como si fuera una novela, no sólo una concatenación de hechos. Lorenza Foschini es una periodista italiana enamorada de Proust, el personaje y su obra, una de las cumbres de la literatura mundial, "En busca del tiempo perdido". En este librito delicioso publicado por Impedimenta nos cuenta la historia del destino y los avatares de los muebles, manuscritos, libros y objetos personales del gran escritor, sometido por mor de las circunstancias sociales y "morales" de la época a una auténtica persecución de brujas por parte de sus propios familiares más cercanos, dada su condición no ocultada de homosexual. Esta narración resulta a la postre emocionante, no sólo por la certeza de que hay una investigación periodística y literaria detrás de los hechos, sino del esfuerzo de la autora por acercarse a los testigos o personas que los conocieron de la época de la vida de Proust. Para ello conocemos a personajes poco conocidos y a secundarios casi anónimos entre los que se dirime la partida del destino contra los recuerdos vitales de un escritor genial, y en bien de la literatura y de los estudiosos de ella y sus principales creadores, entre los que sin ninguna duda Proust ocupa un lugar semejante al de Cervantes o al de Shakespeare, mal que les pese a algunos puristas.

Una entrevista a un diseñador de vestuario de los filmes de Visconti. El hecho de que éste había soñado con realizar una película sobre "La Recherche..." de Proust (que demostró ser algo realizable, la única película sobre "Por el camino de Swan" resultó malísima) muestra el origen de esta historia. El filme nunca se hizo pero provocó que la curiosidad literaria --ya herida por su admiración al gran autor francés-- de Lorenza siguiera una endeble pista que le llevaría a conocer a las personas que le mostraría el dramático destino de los objetos y manuscritos de Proust. El papel de honor en esa búsqueda y defensa corresponde a Jacques Guérin, un rico perfumista francés, también tocado por el dedo de la genialidad proustiana (el del homosexualismo). Por esas casualidades que a veces cuesta llamar así, Guérin conoce al doctor Robert Proust, hermano del escritor, quien ha heredado todas las obras y enseres de Marcel. La mayoría de ellos condenadas a la venta o a las llamas por la esposa de Robert, cuando quedó viuda. Un ropavejero, Werner, será en interesado ángel salvador que proporcionará a Guérin el acceso a muchos de estos objetos despreciados y documentos y manuscritos del genio.

Toda la miseria, la mezquindad, la intolerancia, el odio y la envidia se desparrama en torno a los familiares de Proust y con una objetividad alejada pero certera Foscchini nos cuenta una historia que tiene todos los ingredientes de una novela. El abrigo que da titulo al libro es uno de los objetos que Guérin logra rescatar y cederá a su muerte al museo Carnavalet de París. Y al constituir una vestimenta que definió la figura de Proust por su uso continuado, sea cual fuere la estación del año, hace de esa prenda el símbolo de la difícil supervivencia de la figura personal del novelista (de la literaria, lo es su obra cumbre). Ilustrada con numerosas fotos de Proust, su familia y sus amigos, esta obrita merece tener su lugar junto a los ocho tomos de la obra proustiana por excelencia.

En un inteligente Postfacio de Hugo Beccacece, se reflexiona sobre esa artificial necesidad de saber los pequeños detalles de la vida personal de nuestros más admirados autores y se plantea dudas sobre la validez de ese fetichismo que todo hemos sentido alguna vez por los objetos personales y los lugares donde vivieron los genios a los que admiramos (recuerdo mi admiración por el éxito real del supuesto domicilio londinense de Sherlock Holmes en el 221-B de Baker Street, donde se ha habilitado un museo y aun se reciben cartas de los admiradores). El propio Proust rechazaba todo ese fetichismo personal para conocer la obra de un autor y escribió un opúsculo contra Saint Beuve, el gran crítico literario que opinaba que todo ese material personal ayudaba a conocer al autor y eso esa indispensable para comprender mejor su obra. Los cierto es que sin exagerar buscando chismorreos y cosas vergonzantes de un autor, los detalles "en la sombra" de un genio, tratados sin juzgar y con el debido respeto, opino que son elementos interesantes que aportan elementos de análisis a la obra del autor. Pero es solo una opinión.

Compartir este post

Repost 0
Published by Alberto Diaz Rueda
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens