Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 febrero 2015 2 24 /02 /febrero /2015 18:28

Los más veteranos amantes de los libros suelen ser adictos al mercado de San Antonio en Barcelona o al de los Encantes de las Glorias. Los tiempos han cambiado, eso sí. Los libreros de lance de la calle Aribau, salvo algunas excepciones, tienen su puesto en esos mercados y favorecen el acceso a libros de todo tipo a los bibliófilos. Desde luego los clientes habituales ya hace tiempo que desconfían de encontrar algo valioso, los libreros suelen ser gente cultivada y conocen el mercado de segunda mano con precisión de economistas. En los apartados dedicados a libros de saldo ( aun euro o menos, incluso) resulta casi imposible encontrar las "joyas" que todos buscamos, una mezcla de nostalgia y erudición que raramente dan algún fruto. Pero ocurre, muy de vez en cuando, encontrar algo interesante perdido entre montañas de libros. A precios más altos y a veces un 20 o 30% mas baratos del precio habitual, ya se encuentran autores clásicos, en buenas ediciones, o los modernos con un año o menos de antigüedad. Me he encontrado a algún librero al que conocía de su propia librería tradicional y que observan con un desprecio mal disimulado a los buscadores de ocasiones que escarban entre los saldos. Ahora han proliferado en algunas capitales los libreros de una franquicia con éxito, Re-Read Low Cost, creada por una conocida editora jubilada que buscaba un negocio con futuro en el mundo del libro(en menos de dos años ya hay trece en capitales españolas (cinco solo en Barcelona). Las más antiguas en Gran Vía junto a Aribau, Paseo de San Juan-Córcega, y Rosellón-Muntaner, donde te ofrecen cualquier libro en existencia al precio de 3 euros, dos ejemplares cinco euros y a partir de ahí a dos euros). En Baílén-Industria, está "Cercles", llevada por dos combativos jóvenes bibliómanos que los dejan al mismo precio de Re-Ready (donde hoy he encontrado una agotadísima "Historia de la Filosofía" de Federico Sciaccia (1950). Los amantes de los libros tienen un mercado amplio a precios muy llevaderos. Resulta francamente esperanzador ver el éxito de público en todos esos espacios libreros (lo que constituye un circunstancial mentís a la crisis de lectores del libro impreso).

Pasear por el Mercado de San Antoni o bucear entre los libros de esas librerías "low cost" resulta una experiencia gratificante. Sobre todo en los mercados tradicionales el perfil de los compradores es muy variopinto. Abundan los jóvenes y también gente madura y ancianos que parecen detectives en plena faena y van presurosos y obsesivos escarbando entre volúmenes buscando Dios sabe qué y, algunas veces, mostrando en su apasionado y furtivo entusiasmo una buena pieza que ha pasado inadvertida entre decenas de libros amontonados de cualquier manera. Parecen personajes escapados de una novela de Baroja, Valle Inclán o Galdós. Los jóvenes por regla general van más descuidados y curiosean entre los puestos más ordenados con libros cuidados (algunos enfundados en fundas de papel trasparente o plástico) y de precios más altos. Es una experiencia agradable y a veces muy gratificante. Mi biblioteca suele acoger muchos volúmenes donde el lector anterior (con fechas que oscila entre treinta y cincuenta años atrás) ha dejado la impronta de su lectura, o volúmenes de autores conocidos y ya medio olvidados que aún conservan la dedicatoria del autor dirigida a algún amigo o amiga apreciados que, cosas de la vida, han terminado en los montones de lance. Es como si el dios de los libros les diera una nueva oportunidad vital.

No se pierdan la experiencia. Vale la pena.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens