Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 marzo 2015 7 15 /03 /marzo /2015 15:40
El bibliótafo

Parece ser que Leon H. Vincent que murió octogenario en 1941, fue un crítico literario de cierta altura, nacido en Chicago, profesor universitario de literatura inglesa y norteamericana y, por supuesto gozador y erudito libresco, se basó en un personaje real para componer su "bibliótafo", coleccionista de libros absolutamente obsesivo capaz de reunir ingentes cantidas de libros, sólo por el placer de poseerlos y guardarlos en diversos lugares, que formaban inmensas bibliotecas o más bien depósitos de libros, ya que no solía, al parecer. disfrutar de ellos ni permitía que los leyeran y disfrutaran los demás. Una especie de "Ciudadano Kane" de los libros, como aquél lo fue de obras de arte. Al contrario que los bibliófilos y bibliómanos que aman sus ejemplares (casi siempre en ediciones notables, a veces únicas), el bibliótafo es un erudito envidiable que goza con la posesión única de sus ejemplares. Creo que usando la terminología del magnífico Miguel Albero ("Enfermos del libro", Ed. de la Universidad de Sevilla) resumía en sí mismo varias de las bibliopatías que ese excelente ensayista poco conocido define y relata en su indispensable libro.

Vincent se refiere., entre algunos personajes inventados, a Richard Heber (1773-1833) que fue un célebre coleccionista e editor inglés, hombre de gran fortuna, que invirtió su dinero, su talento y su tiempo en enriquecer bibliotecas personales repartidas por todo el país, "una en su casa de Donet, otra en su residencia de Pimlico, donde murió, ...en Florencia, llena de libros desde el suelo hasta el techo, en cada silla, en cada mesa, en cada pasillo había pilas de erudición...otra casa en Cork llena de libros, en Oxford, Paris, Amberes, Bruselas y Gante...los cálculos más atinados dan la suma de 146.827 volúmenes" (pág. 11). John Ferriar el médico y poeta escocés coetáneo a Heber acuñó en el libro dedicado a él, el término "bibliomanía". Este "enterrador" de libros fue, al parecer una persona de humor irónico y festivo, ocurrente y de buena conversación, que amaba las tertulias y exponer el tesoro inmenso de su erudición...absolutamente inútil, ya que versaba sobre autores y sus obras, sin mencionar su valor o contenido, sino solo su rareza y excepcionalidad. Nunca comparte sus posesiones, ni persigue a la larga su comercialización, su obsesión se articula en la mera acumulación secreta y personal. Y es que, como escribe Vincent con cierto sarcasmo "Los hombres rara vez son inteligentes en más de un sentido". De la agudeza de su ingenio, a veces demoledor, da cuenta con el comentario que Heber hizo de una novela muy popular en sus días de un afamado autor, de la que dijo "esta obra es una demostración de la existencia de Dios: una idiotez de tal calibre no se puede llevar a cabo sin ayuda divina" (pág. 64).

Librito pues inexcusable para cualquier amante de los libros, aunque no padezca ninguna bibliopatía, ni obsesión tóxica por la letra impresa..

FICHA

El BIBLIÓTAFO.- Un coleccionista de libros Leon H. Vincent Ed. Periférica.-Traducción de Ángeles de los Santos 108Páginas 14,50 €

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens