Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 marzo 2015 7 29 /03 /marzo /2015 08:48
El viaje a pie de Johann Sebastian

"Ayer me llamó para decirme que había pensado (y yo tenía que guardarle el secreto) suicidarse para no darnos más problemas", así empieza una delirante novela de familia, de una familia que pretende convertirse en paradigma del tópico desencuentro familiar, de una historia-espejo de una generación que transita desde los años sesenta a principios del siglo XXI, entre indiferencias emotivas, guerra de guerrillas entre hermanos, padre ausente en todos los sentidos y presente en los menos adecuados, con la vejez y el deterioro de esa generación rodeada de hijos desorientados, pesarosos, sudando rencor, soledad y tristeza entre mensajes de humor corrosivo y tópicos de una juventud desclasada "Y así tenemos a dos padres enfermos y a cinco hermanos que no se ponen de acuerdo". Carlos es el narrador, trabaja de librero y nos cuenta la película con su estilo seco, irónico y sarcástico. Así se van desarrollando los capítulos medio lisérgicos que el autor, el poeta Carlos Pardo --trasunto ¿biográfico? de su personaje-- dedica a una familia desbocada, con la gracia de Arniches y la mala uva de Álvaro de La Iglesia. "Han pasado dos semanas en las que me deprimo al amanecer y después voy a perder todo el día en la librería". Una vida a medias entre la bohemia del desastre y la narrativa de la Náusea, pero sin el calado de Sartre.

Dando saltos desde el pasado al presente con comentarios existenciales y filosofía de lo inmediato, Carlos Pardo ha compuesto una novela con diálogos cortos y poco clarificadores que van desvelando el pasado y presente de una familia que se desmorona cada día pero logra mantener un cierto equilibrio depauperado y a veces desternillante, que evita el fin absoluto. Luego, de la página 105 a la 141, con premeditación y alevosía, Carlos Pardo nos habla de "El viaje a pie de Johan Sebastian" (Bach) que da título a la novela y que parece una alegoría histórico-musical-literaria de un incidente biográfico de citado músico alemán en sus juventudes irredentas, cuando huérfano de padre y madre recorre 340 kilómetros a pie para estudiar con un maestro consagrado. Y digo alegoría porque, curiosamente (o no), el joven Bach piensa y se comporta más o menos como Carlos el narrador.

Renuncio a buscar paralelismos dialécticos entre ese buscador de dandismos e iconografía del talante artístico que es el narrador y la metáfora literaria que nos propone y termino conjeturando de Carlos Pardo es un cachondo integral convencido que la literatura es, en el mejor de los casos, una terapia natural para esos atormentados seres que se califican de escritores. Como lo hace con humor, gracejo filosófico y amargura más o menos auténtica, pues uno lo lee divertido aunque un poco impaciente, esperando que nos diga algo realmente inteligente o poético. La decadencia de esa familia española que pretende ser tópica de la clase media e hija de los encabalgados siglos que vivimos, nos suena a todos los lectores por proximidad o vecindad. La impericia para vivir, los desolados sueños de mejora, los arreglos funcionales que pronto dejan de serlo y la orfandad absoluta de principios o valores, todo narrado con humor crítico, pero que acaba fatigando un poco (como uno de los capítulos finales donde se nos muestra el "diario" de la madre de esa familia). Quizá, como todos los escritores que escriben sobre sus propios fantasmas, Carlos Pardo busca un sentido aceptable que dignifique su vida o, mejor dicho, su visión literaria de su vida (que puede ser real o no).

FICHA

El viaje a pie de Johann Sebastian. Carlos Pardo. Periférica. Cáceres, 2014. 240 páginas. 18,50 euros

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens