Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 abril 2015 6 11 /04 /abril /2015 10:00
Mis chistes, mi filosofía

El filósofo y psicoanalista eslovaco de nombre impronunciable, Slavoj Zizek, se ha labrado una merecida reputación de hombre travieso, surrealista y algo gamberro, pero al mismo tiempo ha aportado un soplo de aire fresco, desinhibido, provocador y estimulante al mundo de las ideas, una especie de moscardón iconoclasta y crítico tipo Diógenes o Sócrates contra la sociedad y las formas de pensar de nuestro tiempo. Lo primero que hay que reconocer a Zizek, más aún que la novedad o fuerza de sus ideas, es la habilidad sorprendente en un intelectual de haberse convertido en una especie de hombre-orquesta cuyo objetivo es la promoción irrespetuosa y divertida de sí mismo como pensador sin menoscabo de la exposición hábil de sus ideas. Auto tildarse de marxista en esta época es más una provocación que una realidad exacta.

Sin embargo en los 107 chistes o ingeniosidades humorísticas recopiladas por el propio filósofo hay una presencia bastante constante de temáticas marxistas y político-soviéticas. Quizá el autor recordaba el libro de Freud sobre los chistes a los que concedió una importancia capital en la gestión psicológica del ser humano, como correlato de humor para verdades y percepciones que tienen poco de graciosas y tal vez sea ese atajo de la risa y el ingenio la manera de entenderlas y encauzarlas.

Uno de los más ilustrativos a ese respecto es el que narra sobre la supuesta charla del cosmonauta Gagarin diciéndole a Kruschev que en el espacio vio a Dios y a los ángeles. El secretario general le ordena: “Lo sé, lo sé, ¡pero no diga nada”. Unos días después en la recepción que le concede el Papa, Gagarin cuenta que, en el cielo “no he visto a Dios ni a los ángeles”. Y el pontífice le ruega: “Lo sé, lo sé, ¡pero no diga nada!” .

Zizek usa la via rápida y expeditiva del chiste, ya sean inventados por él o tomados de otros autores, para articular razonamientos filosóficos o políticos cuya complejidad provocaría largos y tediosos rodeos y explicaciones complejas. Con el humor podemos enfrentarnos de forma ingeniosa y divertida a propuestas de todo tipo y de tan dura estructura que sólo es permisible abordarlas a través del desenfado juguetón del chiste. Con él la crítica acerba de tantas situaciones de la vida y la política quedan desarmadas del aspecto trágico para encajar la crítica como una válvula de escape a situaciones angustiosas, rudamente injustas o desesperantes. No importa el flagrante mal gusto de muchos de ellos, escatológicos o groseros: su finalidad es provocar la reflexión a través de la risa. Zizek es un pensador irreverente pero intenso y penetrante, creador de polémica y fustigador de conveniencias acomodaticias de todo tipo. Como se sabe (incluso lo recuerda el fajín editorial) Wittgenstein aseguraba que hay pocas cosas tan filosóficas como los chistes, "ya que siempre son una proyección del subconsciente colectivo, de sus miedos y sus odios, de todo lo reprimido que termina aflorando en forma de insolencia".

Y así para ilustrar la manipulación informativa (no sólo en las dictaduras) nos cuenta un viejo chiste soviético: un oyente llama a la radio oficial y pregunta: "¿Es verdad que Rabinotovich ha ganado un coche nuevo en la radio estatal?" Y le contestan, "Si, es verdad, en principio ha ganado un coche nuevo. Solo que no es un coche sino una bicicleta y tampoco es nueva sino vieja y no la ha ganado sino que se la han robado".

Así pues, como en la vieja Codorniz, "tiemble después de haber reído".

MIS CHISTES, MI FILOSOFÍA.- Slavoj Zizek.- Traducción de Amià Alou.- Ed. Anagrama

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens