Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 mayo 2015 7 10 /05 /mayo /2015 17:51
Esta canalla de literatura

Para un viejo periodista como yo que se ha paseado a menudo por estos mundos de Dios como enviado de su periódico y además ha flirteado con mayor o menos (mas bien lo segundo) fortuna con la literatura, el dilema identitario de Moses Josep Roth (de origen judío, nacido en Brody, en el antiguo Imperio austrohúngaro (Galitzia, hoy dividida entre Polonia y Uncrania), en 1894 y fallecido en París, en 1939) entre ser un novelista o un periodista austríaco carece de relevancia. Publicó obras tan notables como "Fuga sin fin", "La leyenda del santo bebedor", "La cripta de los capuchinos", "La rebelión" o esa joya que fue "La marcha Radetzky". donde siguiendo la estela de los Budenbrooks de su detestado Mann, nos describe la deriva de una familia durante el ocaso del Imperio austrohúngaro, logrando un cierto paralelismo entre la imparable decadencia de una cultura y una sociedad en paralelismo con el de los miembros de esa familia. Es uno de los pilares de la llamada "literatura del exilio" junto a Stefan Zweig. Pertenece a la misma casta literaria centroeuropea del siglo XX, que integraron Hermann Broch, Robert Musil o los hermanos Mann, aunque con mucha menos fama y reconocimiento.

Acantilado publica la original biografía de Joseph Roth en una especie de florilegio de ensayos que van tocando diversos aspectos y circunstancias de su vida, con un ingente aporte documental. Eduardo Gil Bera, novelista, ensayista y traductor navarro (entre sus autores traducido se encuentra el propio Roth) se enfrenta a un autor poco conocido en su privacidad, contradictorio, sumamente irónico, sarcástico a menudo, crítico y algo soberbio y orgulloso. Con una infancia de abandono (su padre les abandonó antes de nacer él), los datos fiables son escasos y sus aportaciones biográficas a través de sus relatos dan lugar a numerosos contradicciones y falsedades. Hizo estudios universitarios, en literatura y filosofía. Durante la Primera Guerra Mundial parece ser que sirvió en el ejército austríaco, aunque en este apartado la imaginación de Roth crea detalles imposibles de verificar. La caída del Imperio de los Habsburgo en 1918, marcó su vida, su literatura y su sensibilidad y de eso sí hay múltiples muestras en su obra, por su correlato de pérdida de patria y de identidad nacional (que unido a sus pérdidas familiares componían un conjunto psicológico austeramente deprimente). Sus comienzos como hombre de letras fueron como periodista. Tras la guerra, publicó en Der Friede y Der Neue Tag, en Viena. Neue Berliner Zeitung en Berlin (donde publicaría muchas de sus novelas en entregas con enorme éxito popular). Se casó y comenzó a trabajar para el Berliner Börsen-Courier y el liberal Frankfurter Zeitung. Fue corresponsal para el Frankfurter Zeitung lo que le permitió viajar por toda Europa, viajando por toda Europa. La enfermedad mental de su mujer y su internamiento provocaron una crisis psicológica depresiva que tiñó su obra y condicionó su vida. Muy conocido como novelista a través de los periódicos, el éxito le llegó a partir de 1930 con "Job" y "La marcha de Radetzky" (1932). La llegada del nazismo en 1933 le obligó a abandonar Alemania (donde sus obras sufrieron un salvaje "auto de fe" y fueron quemadas). Roth se trasladó a París y comenzó a vivir una existencia precaria que el alcoholismo acabó de degradar, hasta su muerte en 1939.Toda su familia fue exterminada por los nazis.

Pero los ensayos biográficos que nos ofrece Eduardo Gil no dan cuenta somera y puntual de toda esta vida patética sino que analiza a través de sus obras, cartas y artículos, incluso de referencia de otros escritores, todo el proceso de esa existencia marcada por la desgracia, pero rebosante de esa lucidez sarcástica de Roth y su sentido del humor, como cuando le hace una "entrevista" a Dios ("un señor mayor con atuendo extranjero") en la Rusia post revolucionaria, donde sus funciones las ha tomado el Partido Comunista "y su ubicuidad y omnisciencia las ha heredado la policía soviética. Su descripción crítica de aspectos de Rusia es fenomenalmente certera: "Tras el terror rojo, extático y sangriento de la revolución activa, vino en Rusia el terror de despacho, sordo, callado y negro de la burocracia".

Una obra interesante para todos los nostálgicos de la literatura europea de entreguerras y obligatorio para todos los admiradores de Roth.

FICHA

ESTA CANALLA DE LITERATURA.- Quince ensayos biográficos sobre Josep Roth.- Eduardo Gil Bera.- Ed Acantilado.206 págs..

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens