Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
31 julio 2015 5 31 /07 /julio /2015 11:47
Sócrates, juicio y muerte de un ciudadano

Procedente de Mérida en cuyo apropiadísimo Teatro romano se estrenó, he visto en el Romea barcelonés el "Sócrates, juicio y muerte de un ciudadano" que dirige Mario Gas siguiendo la estela de los años de la revolución de las flores y el amor (los "felices" 60 y 70 del anterior siglo) que en el teatro dio obras tan rompedoras como el "Marat.Sade" de Peter Brook con la sombra de Becket y Brecht en el proscenio. La versión de la muerte del filósofo griego por antonomasia que nos ofrece Mario Gas con textos de él mismo y Alberto Iglesias basados en la infinidad de libros que la relatan (por supuesto Platón, el manipulador de la figura de su maestro, Jenofonte, Diógenes Laercio y la cita indispensable pero despreciativa del enemigo de Sócrates, Aristófanes)es digna, aunque simple y nada comprometida.

El Sócrates al que da vida y cuerpo el inmenso José María Pou (que aquí se presenta como siempre dueño de su dicción y gestos, pero quizá demasiado previsible dada su experiencia, sus "tablas") atrae como no podía ser menos, pero deja en el espectador avisado un ligero regusto a "dejà vu". Recuerdo el Sócrates de Enrique Llovet interpretado por Adolfo Marsillach y creo si la memoria no me es infiel --es una sensación muy presente- que me hizo vibrar mucho más que la actual, a pesar de los excesos histriónicos del gran Adolfo (reconozcamos no obstante que mi sensibilidad teatral ha cambiado bastante en el transcurso de estos más de treinta años). Pou parece cómodo con el papel, incluso demasiado cómodo. La tarde sabatina en la que acudía al Romea, Pou incluso se permitió ingresar en su parlamento "morcillas" dirigidas directamente, cara a cara, a los espectadores sobre la inconveniencia de los móviles en la sala, lo que solo se pueden permitir con éxito (y risas cómplices) actores tan sobrados, pero que rompen la atmósfera, tensión y encanto que pudiera tener lo que sucede en escena.

Arropado por Carles Canut, Amparo Pamplona, Pep Molina y un trio de actores jóvenes, algo gesticulantes e histriónicos, la función no me hizo vibrar en modo alguno, a pesar de la fuerza del hecho histórico que recrea. Sinceramente, me pareció una loable pero simplista versión de la Escuela del teatro dirigida por un profesor de filosofía de la Universidad más cercana, a medias entre la pedagogía y el arte escénico.

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens