Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 agosto 2015 3 05 /08 /agosto /2015 08:33
LA MUERTE DE VIRGINIA

"La muerte, creo, estaba siempre próxima a la superficie de la mente de Virginia, la contemplación de la muerte. Formaba parte de la profunda inestabilidad de su mente. Estaba medio enamorada de la "muerte tranquilizadora" (Pág.86). Así se expresa Leonard Woolf, marido de Virginia, recordando los últimos días de su esposa, atrapada en el horror de lo que creía un próximo desembarco nazi en Inglaterra. Woolf es un intelectual interesantísimo en el panorama intelectual y literario inglés, que parece desaparecer tras la sombra de su esposa (al menos en el mundo no anglosajón).

"La muerte de Virginia", traducida, prologada y anotada por Marta Pesarrodona hace ya algunos años, a mediados de los setenta, fue publicado por Leonard el año 1969, integrando el último volumen de la gigantesca "Autobiografía" que el polígrafo inglés escribió hasta el año de su muerte, compuesta por cinco libros de inestimable valor histórico y literario, que no han tenido versión traducida en España (animo editores). Pero el libro no es una crónica detallada del suicidio de la escritora, sino una detallada reflexión sobre los acontecimientos luctuosos en la Europa de los años treinta y cuarenta, en plena Segunda Guerra Mundial. En este inmenso fresco de horrores y actividades frenéticas de todo tipo, la muerte de Virginia es un doloroso episodio inmerso en un devenir particular y general servido por la mente juiciosa e inteligente de un observador sensible y cultivado, que elabora un retrato fidedigno y brillante de su familia y de la Inglaterra azotada por la guerra y el miedo, por la ira y la briosa defensa de todo un país ante la amenaza nazi.

El libro arranca en 1939 (Virginia muere ahogada en el río Ouse con los bolsillos del abrigo llenos de piedras en marzo de 1941) y Leonard nos habla de la conflagración mundial que está arrancando y que obliga al matrimonio Woolf a buscar refugio y acomodo de Londres a Rodmell y ya en 1940, definitivamente, en Monks House, donde los aviones alemanes pasaban por encima de sus cabezas para descargar su carga letal en Londres, rodeados de la histeria y la paranoia naturales en un estado de inseguridad, peligro y violencia. Hay gran mesura y respeto en las líneas que Leonard dedica a su esposa y a los pocos detalles de su suicidio, motivado quizá por el desolado aire de peligro e inseguridad que una presunta y posible invasión nazi causaban en la mente desequilibrada de la escritora.

Tras la muerte de Virginia, Leonard regresa a Londres para dedicarse a su labor editorial y también política, social y comunitaria en Labour y la Sociedad Fabiana y en el Tribunal de Arbitraje y la Sociedad Anglo-soviética. Una labor casi siempre gratuita en la que Woolf buscaba razones que le hicieran explicables el recurso de los países a la guerra y la posibilidad de encontrar una vía que las desterrara de la vida de los hombres. Este es uno de los elementos que desarrolla este pequeño volumen, sin olvidar las páginas en las que rememora su trabajo al frente de la editorial Hogarth Press. Leonard y Virginia Woolf dejaron un registro completo en sus cuadernos y diarios de lo que veían y leían. Sin embargo está claro a tenor de lo leído que la obra de Woolf no es un compendio de datos y cifras, sino una reflexión permanente de gran lucidez sobre su propio tiempo y sobre su propia obra, a la altura de los libros memorialistas de Montaigne y de Voltaire en la literatura francesa o la de Johnson o Pepys en la inglesa.

FICHA

LA MUERTE DE VIRGINIA.- Leonard Woolf.- Trad. de Marta Pesarrodona. Editorial Lumen.

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens