Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 marzo 2016 5 11 /03 /marzo /2016 19:10

El pamplonica Ramón Andrés es un erudito relacionado con el mundo de la música, la filosofía y la literatura que ya nos atrajo con su bellísimo "No sufrir compañía. Escritos místicos sobre el silencio" hace cinco o seis años. Ahora vuelve a publicar, remozado y enriquecido, un ensayo de 2003 sobre el suicidio en la cultura occidental, en sus manifestaciones literarias, artísticas y filosóficas, desdeñando de entrada la pesquisa psicológica en busca de explicaciones patológicas y la manía clasificatoria de los criterios sintomáticos de la psiquiatría encuadrados en manuales diagnósticos.

Ya desde las primeras páginas, con su férrea honestidad intelectual Andrés nos previene de que hoy día "no hay, no puede haber teorías nuevas sobre el suicidio". Las causas por las que nos damos muerte son semejantes a las que siempre han provocado esa decisión trágica. "Poner fin al dolor, bien sea moral o físico, acabar con el aislamiento, dar por concluido un camino dominado por la precariedad y lo adverso, no soportar el abandono, la injusticia, la vergüenza, el acoso, sucumbir al miedo a la guerra o epidemias, la confirmación de un diagnóstico temido, las pérdidas familiares, la violación, el honor ofendido, la exclusión del mundo, la venganza, el tedio, decidir sin saber en el fondo la razón por la que se desea desaparecer, el inmotivado adiós...". Y apostilla con cierto sarcasmo "es erróneo pretender -como sugiere la psiquiatría actual que el noventa por ciento de los suicidios cuentan con una base patológica".

Andrés contrapone "la sedimentación de su mirada" para ahondar en la cuestión manteniéndose al margen de modas y explicaciones no contrastadas, con una voluntad no tanto de buscar explicaciones sino de ofrecer un análisis cultural a través de las manifestaciones en el arte, la filosofía y la narrativa, como un intento de dedicar "un tiempo de pensar y un intento de aprendizaje" a la cuestión desde culturas tan lejanas como las de Egipto y Mesopotamia, en un recorrido que jalonan Gilgamés y Osiris, Séneca o Pirrón hasta llegar al existencialismo, Sartre y Camus o Simone de Beauvoir y los apuntes de Freud o Ricoeur, pasando por Moro, Pascal, Wittgenstein o Heiddeger.

No se trata de un ensayo fácil pero sí lúcido y enriquecedor, sorprendente y de una erudición que no aleja al lector sino que lo integra entre la desmesura y el asombro. Densidad en estas quinientas páginas enriquecidas por materias como la filología, la filosofía y el rigor intelectual, siempre desde una perspectiva humanista encuadrada en el pensamiento clásico. "Una historia del suicidio no es más que una historia del dolor o, mejor dicho, una historia individual y social del dolor, que pone boca arriba las cartas de nuestra fragilidad, desde la que, pese a todo, tratamos de dar sentido al devenir del mundo".

Y así desde el Áyax de Sófocles (cuya representación pictórica variada es una de las reproducciones que acompañan el libro), el suicidio es una referencia implícita que contrastan las aportaciones de un Platón, de un Cioran o el citado Heiddeger, como una constante del pensamiento, la literatura y, en términos generales, el arte occidental desde Giotto, Botticelli, Cranach, Rubens, Poussin, Durero, Reni, Manet o Goya, entre otros. Andrés no evita la dureza cruda de los hechos en su variadísima fenomenología siempre sellada por el anatema religioso o social. Pero no hay una visión derrotista de lo analizado sino que Andrés contrapone el amor a la vida, la vitalidad, y la insobornable autenticidad de la persona, definida por Heidegger con gran justeza como “un ser para la muerte”. Sorteando, además, los criterios socio religiosos que apuntan por la via de las creencias en el consuelo de la fe en la vida después de la muerte. La aprensión ante la muerte -tan mal gestionada en nuestra cultura actual- sigue siendo un asunto patético y siempre dejado en un plano oculto, a pesar de la obviedad de que el afán autodestructivo ha acompañado al hombre desde sus inicios racionales aunque el tema de la muerte es recurrente en múltiples dominios de nuestra existencia.

FICHA

SEMPER DOLENS.- Historia del suicidio en Occidente.- Ramón Andrés.- Ed. Acantilado, 2015. 500 PÁGS. 24,90 EUROS.

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens