Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 abril 2016 5 22 /04 /abril /2016 08:27
El guardian entre el centeno

Lo cierto es que ha sido una novela esencial para millones de personas desde su aparición en 1951 (creo que no sería traducido en España hasta cerca de los sesenta, aunque en Hispanoamérica hubo una edición anterior) y ha constituido un testimonio de comprensión personal no sólo para los adolescentes y jóvenes de la edad del protagonista, Holden Caufield, sino para todo lector que se precie. Salinger, un autor de culto y oculto durante casi toda su vida, logró vender más de sesenta millones de copias de su novela en todo el mundo, y sigue vendiéndose (y leyéndose) como si fuera un best seller actual.

A pesar de que Holden se define a sí mismo como "el más terrible mentiroso que jamás hayas visto" su credibilidad humana sigue siendo tan potente como desde su lejano nacimiento, con un "revival" lógico tras la muerte de Salinger en enero de 2010. En puridad (y que me perdonen los puristas) la voz traviesa, satírica, socarrona, inteligente y brutalmente clara, sencilla y áspera recordará a muchos la genialidad sardónica del Guillermo de Richmal Crompton (seudónimo de una adorable viejecita inglesa) totalmente desprovista de la sensualidad y el erotismo de Holden, sumada a la desfachatez irónica y escatológica del Ignatius Reilly de "La conjura de los necios" (John Kennedy Toole).

Pero semejanzas aparte, el libro estrella de Salinger es una lectura necesaria para entender un poco el sesgo iniciático de la juventud a la madurez que mantiene una actualidad y vigor universales en occidente. Y ahí radica la importancia y la validez clásica de la novela. A pesar de los profundos e innegables cambios del proceso de maduración de los jóvenes, "El guardián en el centeno" sigue siendo actual y se configura como un símbolo literario inextinguible. Con un comienzo absolutamente certero: "Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia…” (en la clásica y excelente traducción de Carmen Criado) esta historia sobre “un chico de instituto durante las vacaciones de Navidad” como el mismo Salinger definió su obra (de cuya importancia posterior, como suele suceder, el creador no tenía la menor idea) se ha convertido en "el libro" que varias generaciones han conservado celosamente en las más magras y reducidas bibliotecas personales, a veces pasándolas de padres a hijos o a nietos. Su acidez adolescente va pareja con una ternura indudable como cuando habla de su hermana pequeña o relata los hechos que rodean a la muerte de su hermano. Salinger escribió seguramente sobre sí mismo y a uno le parece ver en el Holden que declara su odio a todo el mundo, el aislamiento de algunos adolescentes (casi todos en algún momento de sus vidas) la rebeldía que es la reacción en un proceso de encontrar un lugar en el mundo, ese complejo de Peter Pan que rechaza crecer pero al mismo tiempo lo desea y, en fin, el rechazo al mundo adulto, a la hipocresía que domina la sociedad, la imbecilidad manifiesta de tantos, la corrupción general, preservando en los posible la espontaneidad, libertad y creatividad infantiles. Por eso Holden se auto declara vigilante, guardián, de esos niños que juegan en el campo de centeno. Es casi al final, cuando habla con su hermana Phoebe y le dice lo que le gustaría ser, citando mal -le corrige la niña- un poema de Robert Burns, "Si un cuerpo encuentra a otro cuerpo, cuando van en el centeno". Holden dice "Un montón de niños juegan en un campo de centeno, están solos y nadie mayor les vigila. Y hay un precipicio al final del campo. Mi trabajo consiste en evitar que caigan en el precipicio. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos".

Todo empieza cuando tras una pelea Holden es expulsado del colegio donde estaba interno (ya cuenta con varias expulsiones de otros colegios). El chico de 16 años inicia una aventura de pocos días y se pierde en Nueva York para retrasar la vuelta a casa, donde esperan los padres, la autoridad y el castigo, aunque hará una incursión secreta para poder ver y hablar con su hermana adorada, sensible y más inteligente que él mismo (como reconoce con humildad y respeto). Piensa en el sexo y teme internarse en ese mundo, bebe disimulando su edad, se relaciona con sobrio sarcasmo con los adultos con los que se cruza, no para de decir tacos, fuma como un carretero y critica desnuda y crudamente la enseñanza, las costumbres y a los que detentan el poder. Un texto que alarmó a las autoridades escolares de su país natal que condenó la novela a un ostracismo cada día violado por el interés de chicos y chicas de esas edades y por supuesto de los adultos que lo leían sin dilación. Aunque dada la inteligencia y la sensibilidad de la novela, su estilo original y realista, su agudo y rasposo sentido del humor, las prohibiciones y las críticas de muchos sólo han avivado el interés y el éxito del libro. Es una novela de iniciación como "La montaña mágica", los relatos de Guillermo, muchas de las obras de Jack London, Kipling o Mark Twain y tantas otras igualmente imperecederas. Definitivamente, vale la pena engrosar el número de ávidos lectores de este clásico. De verdad.

FICHA

" El guardián entre el centeno". J. D. Salinger. Alianza Editorial. Madrid, 2013. 288 páginas. 9,13 euros.

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens