Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 agosto 2016 3 03 /08 /agosto /2016 11:11
El príncipe negro

Iris Murdoch es una de las autoras en lengua inglesa --aunque ella es irlandesa-- que goza de mi más alta estimación, en muchos aspectos a la altura de la mitificada Virginia Woolf, paradigma de la mujer inteligente. La sensibilidad, ironía e inteligencia de la Murdoch es mucho más clara y perceptible que la de la Woolf, por así decirlo está más al alcance de los lectores no eruditos. Como contrapartida, sus novelas no alcanzan la perfección de Virginia, sus magníficos personajes no son tan profundos y coherentes y en ocasiones se pierde en la complejidad de sus tramas que, por regla general tienen que ver con emociones y sentimientos, con el amor, el rechazo, la vergüenza, el ridículo y la vanidad, en la importancia de la ética para la vida cotidiana y en la capacidad de la memoria para causar dolor y también deleite.

A las mujeres les suele apasionar el personaje central de esta novela, Bradley Pearson, quizá porque se sienten muy cerca de sus emociones y comportamiento. Y esa es exactamente la razón por la que a los hombres les parece un personaje histriónico, dominado por sus emociones y bajo la tiranía de unos sentimientos incoherentes con lo que sabemos de él. La deriva de este personaje , un escritor varado en la impotencia creativa, se convierte en drama cuando se enamora de la hija de uno de sus mejores amigos, el escritor de éxito Arnold Buffin. El melodrama está servido, añadiendo a la ex esposa de Bradley, la familia Buffin al completo, fuego cruzado de sentimientos volcánicos por todos lados y la participación colateral de personajes desnortados como el hermano de la ex, (una pimpante viuda --de su segundo marido-- enriquecida por herencia) un estrafalario es médico, semi delincuente y homosexual y para coronar el pastel, le hermana de Bradley, una mujer absurda que se pasa toda la novela drogada o llorando a causa del divorcio de su marido. Les juro que todo este galimatías logra convertirse bajo la pluma de Murdoch en una novela realista, divertida e inteligente. En sus páginas y cito por su pertinencia: "la autora analiza conductas, ambiciones, la sequía creativa y demás aspectos relacionados con el oficio de escribir y la esencia del arte en general, además de abordar la amistad, las relaciones familiares, la envidia, la decadencia personal, las falsas apariencias, la verdad y la mentira, los ocultos intereses, la utilización de unas personas por otras, la falta de escrúpulos y – ante todo y sobre todo – el amor, por medio de una serie de enredos que habrían convertido la novela en un simple folletín si la hubieran escrito otras manos". Pero también el crimen, un asesinato, la venganza y el despecho femeninos, los celos o la envidia profesional entre escritores. Y algo memorable: una llamada telefónica al protagonista en la que su amigo y rival escritor le dice: "Bradley, ¿podrías venir, por favor?. Creo que he matado a mi mujer"

Todo esto servido por el transparente y exacto estilo de Murdoch. Con su habilidad para mantener la tensión de la trama sin abandonar las reflexiones y descripciones de los estados de ánimo y comportamientos de sus personajes. Divierte la astucia de la autora al incluir prólogos, epílogos y añadidos de otros personajes que corroboran, matizan o rechazan la versión que conocemos de los hechos, en la voz del protagonista. Para terminar, magnífico el prólogo de Álvaro Pombo.

FICHA

EL PRÍNCIPE NEGRO.-Iris Murdoch .- Lumen, 2007. Páginas: 562 . Trad. Camila Batlles.

ISBN: 9788426416179

.

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens