Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 enero 2017 5 06 /01 /enero /2017 17:38

Usando el viejo tópico literario argumental del manuscrito inédito del siglo XVII, perdido, hallado y copiado antes de ser devorado por un auto de fe semejante al del cura y el ama en el Quijote,  el autor de esta novela, Aurelio P. Esteban, nos introduce en la trama de una forma divertida e ingeniosa para contarnos la vida y desventuras (y placeres que también los hubo y no pocos) de Lope Ruiz, "estudiante, espadachín, soldado y al parecer hombre de letras" que se desarrolla a principios del siglo de Oro español y que es escrita por allá el 1660 de nuestro señor. Y, vive Dios, que lo hace de paladina manera, usando,-y abusando- de la lengua castellana y salpimentando el cocido de su imaginación con bastante gracia y un uso de la crítica jocosa, la ironía sobre cuestiones religiosas, sociales y políticas de la época que le hubieran valido la visita poco amable del Santo Oficio o de la Inquisición al supuesto autor de este rijoso pero suculento manjar literario. Una novela picaresca que recomiendo a mi viejo conocido don Arturo P.R., doctorando en esos menesteres de recreación de la susodicha época, para que tal vez disfrute de don Lope como de otro Alatriste de condición semejante.

Me he divertido a modo con las picantes aventuras de este truhán que participa en las lides, requiebros y aventuras de un "caballero andante" al estilo quijotesco aunque más ganado por los lances de pícaros y robajubones, espadachines y galanes del verso fácil y el verbo desmadrado y el requiebro jugoso. Las notas a pie de página suelen ser irónicas erudiciones que animan y aclaran la verborrea impenitente de este autor, tan bien leído y tan diestro en la imitación de Lope, Cervantes, más cerca de las Novelas Ejemplares que del Caballero y más deudo de Mateo Aleman o del Lazarillo, ya sea de Tormes o del Manzanares, de la Pícara Justina o de la Celestina, sin olvidar al eximio Quevedo y su  Don Pablos, el Buscón, "ejemplo de vagamundos y espejo de tacaños" que, a  mi parecer, junto a la confesada tendencia hacia Baltasar Gracián, es el más cercano a ese delicioso pastiche del siglo de Oro que es  "Caminante de los tejados". Es para gozar, por ejemplo, el engarce que hace el autor por boca del "mosen Valentin" de varios párrafos del Criticón de Baltasar Gracián, en lo tocante a "sobre las mujeres y sobre otras materias y cautelas que en esta vida tener conviene" (capítulo IV).

Y así asistimos a loables imitaciones como la del capítulo XLVII que nos cuenta "De la encarnizada y singular batalla que libró el Lozané con unos cueros de vino, que aunque no dañó ninguno, todos los dejó sin gota". Y divertidas sátiras como la del capítulo XXIX "En el que se declara alguno de aquellos miserables episodios que ha de sufrir a su pesar quien escoge el oficio de soldado y servicio de las armas". Y añade, jocoso, el autor, "hubiérase querido callar por no fatigar ni contristas al lector, mas al cabo se toma partido de sacarlo a la luz, para desengaño de cuantos crean que en la milicia todo es alarde, caballería, triunfo y batir de cajas".

Me han divertido especialmente la continua lisonja y encarecimiento de la naturaleza aragonesa, en sentido amplio, ya sea de los lugares que va conociendo el protagonista , ya del talante natural de los aragoneses, de sus dichos y de su bonhomía, "cual sólo pueden hacerlo corazones aragoneses, los más grandes y mejores de lo descubierto de la tierra". Y añade con gracia fina y donaire coloquial: "Perdóname, lector amable, y no te enfade que tal vez levante de punto al reino de Aragón y sus naturales. Los muchos años hacen al hombre de manteca (recuérdese que se trata de un texto escrito por un hombre anciano)y, como naturalmente se aquietan y apocan los amores del galán, hallando más lugar en el ánima, crece el amor a la patria y a su recuerdo se añuda la garganta y se humedecen los ojos"

Como dice el autor en su jugoso prólogo: "nullum ese librum tan malum, ut non aliqua parte prodesser". Pues ahí queda eso. Y para mayor abundamiento, yo recomendaría este libro delicioso a los profesores de Literatura de institutos y universidad para cumplir el dicho enjundioso de "docere deleitando".

FICHA

EL Caminante de los tejados.- Aurelio P. Esteban Carazo.- 527 pag.- Ed. Comuniter.-18 euros

ISBN: 978-84-16565-09-2

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens