Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 junio 2017 3 28 /06 /junio /2017 08:48

Este libro es una pura delicia humorística con la que se disfraza una ironía bastante salvaje e irreverente y se nos demuestra que Evelyn Waugh estaba en posesión de tres características esenciales para ser un gran humorista y salvarse de que lo lincharan muchos de sus lectores: era un inglés conservador y reaccionario hasta la médula y hacía gala de ello, aunque conocía los defectos abrumadores de las clases altas y los sabía dibujar como nadie en sus sátiras de guante blanco. Tenía la saludable costumbre de reírse de todo, empezando deportivamente por sí mismo. Gozaba de una inteligencia socarrona y fértil, aunque se lo hacía perdonar haciendo un uso moderado de ella y para terminar, era un observador guasón e irónico al que le gustaba la buena vida, los viajes pagados, beber cualquier cosa con la suficiente graduación y comer a dos carrillos.

Para empezar este libro uno tiene que conocer que su mismo título ya es una muestra de humor auto irónico de la mejor clase. Llamó a su primer libro de viajes  "Etiquetas"  porque, según dijo, los lugares que visitó ya estaban «completamente etiquetados» en las mentes de todo el mundo. Se trata de un crucero por el Mediterráneo, que le lleva de Europa a Oriente Próximo y el norte de África. Aunque no ahorra pólvora en sus disparos contra todo tipo de especímenes originarios de los lugares architurísticos (entonces, tercera década del siglo XX, también), desde los obsequiosos egipcios, a los mercachifles marroquíes o a los habituales estafadores de poca monta en Italia, Grecia o Turquía, lo auténticamente desternillante es su descripción de las actitudes del sufrido y vagamente indiferente e inalterable turista british, es decir él mismo y sus amigos (tan alejado de los actuales y masificados turistas ingleses, desde los descerebrados hooligans hasta los vagamente psicóticos "despedidores de solterías " desmadrados bebedores de alcohol y sexo desinhibido).

Evelyn Waugh (Londres, 1903-Taunton, Somersetshire, 1966) dejó escritas dieciséis novelas y numerosos cuentos. en los que se desvinculaba con humor y sarcasmo de la novela decimonónica, usando la ironía y la crítica de costumbres como temática estilística. Títulos como "Merienda de negros" (1932), "Un puñado de polvo" (1934), "Izad más banderas" (1942), "Scoop" o la aclamada, gracias al cine y la tv, "Retorno a Brideshead", le convirtieron en un autor célebre (cosa que él llevaba con gran complacencia y un fino sarcasmo).  Después del éxito de "Etiquetas" como libro de viajes, lo cual era en sentido estricto, lo cierto es que a nadie se le debería ocurrir usar sus libros como guías personales para visitar esos países, publicó "Remote people" (1931), Ninenty two Days" y "Waugh in Abyssinia". Y algo así se puede decir respeto a los tres temas  que solía acometer en sus libros: la aristocracia, la vida diplomática y la militar.

Y así uno entra en la diversión cuando Waugh asegura que el Paris moderno tiene una  esencia propia que se puede definir con los adjetivos "falso, postizo, espurio, fraudulento, desagradable, pesado y necio", cosa que los franceses no se toman ni el trabajo de disimular, "ya que su cacareado cosmopolitismo consiste en considerar al resto del mundo que les visita como extranjeros despreciables", incluidos los incautos y ruidosos norteamericanos que creen ser adorados por los parisinos. Para rematar le sugiero al lector que lea  a partir de la página 46 lo que opina Waugh de los libros de viajes al uso, de sus escritores y sus editores (incluido el suyo, que le paga por viajar). Todo lo que sigue es una desternillante  descripción del turismo de la época a través de un crucero de placer en el Stella Polaris, un paquebote de matrícula noruega, con oficiales de esa nacionalidad (todos hablaban inglés, claro), excepto el médico y la enfermera que eran ingleses. Para que se hagan una idea, Waugh califica los lugares del Mediterráneo que visita con un lema: "siempre excesivo y a menudo abusivo" y nos refleja su "estado de ánimo bastante sereno" respecto a la depredación y la descortesía como norma de trato de los "aborígenes" hacia el turista inglés.
Producto de una época, la primera mitad del siglo XX, en la que el turismo de masas nacía para agravar las cosas, el libro de Waugh se lee como una novela de humor. Y eso es lo que es.  Aunque nos reitere (pag. 90) "Yo era uno de esos tipos que escriben, por lo que, naturalmente tenía que fisgar un poco para retener el color local...pero no era el color local ni el pintoresquismo, ni siquiera la curiosidad por los hábitos de otra raza lo que me llevaba allí...sino la embriagadora sensación de vitalidad y realidad". Eso sí, todo ello con un estilo literario "elegante, preciso y redondo".
 
FICHA
ETIQUETAS.- Evelin Waugh.- Trad. Jordi Fibla.-Ed. Península.-12 euros.222 páginas. ISBN 9788483074916

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens