Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 mayo 2017 5 19 /05 /mayo /2017 09:06

La verdad es que los efectos beneficiosos de la lectura no es una cuestión nueva (aunque don Quijote tenga algo que decir al respecto) ni tampoco la lectura como terapia activa, como "remedio" ante las adversidades (no hay sufrimiento que no pueda calmar una hora de lectura profunda, dijo ya algún clásico del siglo XVII). Pero la gracia del presente volumen escrito por dos damas inglesas muy ingeniosas, Ella Berthoud y Susan Elderkin, estriba no sólo en haberse autonombrado "biblio terapeutas"  (desde que en 2008 establecieron un servicios de recetas literarias en la organización de crecimiento emocional "The School of life" ) y practicar su arte como tales con pacientes reales sino en haber escrito con humildad y humor un "tratado de medicina" no convencional en el que por orden alfabético nombran una serie de afecciones, psíquicas sobre todo, aunque con secuelas físicas como suele suceder y con bastante acierto indican los libros, casi todos muy conocidos, cuya lectura podría "ayudar" a los "pacientes".

Este libro es una metáfora. Osada, pero divertida, y -en algún caso muy especial- seguramente efectiva. El juego está servido y el desparpajo, imaginación y picardía de las autoras (sin olvidar su erudición y conocimientos de lectoras contumaces) nos llevan a aceptar sin más la hipótesis de trabajo: la literatura como remedio, apoyo y terapia. Muy lejos, gracias a Dios, de las pretensiones mesiánicas  y pseudocientíficas de los libros de autoayuda corrientes. Hay un guiño permanente al lector. Como ellas se preguntan en su epílogo: "¿Qué son los libros, 'una defensa que interpones para mantener alejado el mundo de fuera', 'un sueño en el que te hundes como en una droga' o 'puentes que lanzas hacia el mundo...el cual te interesa tanto que quieres multiplicar y dilatar sus dimensiones a través de ellos"?. Y responden: "las tres cosas...pero sobre todo la droga". Y es que, lógicamente, la «biblioterapia», no es un proceso que pretenda sustituir a los médicos, ni convertirse en una alternativa médica, sino reconciliar a la gente con la literatura y los libros.

Las recomendaciones se ajustan a cada demanda de información desde una dolencia determinada. Y las autoras nos aconsejan y nos recomiendan y aclaran el porqué del título que creen útil para aliviar las dolencias determinadas, e incluso ajustan las instrucciones de uso, con un humor y una imaginación notables. La idea de usar los libros como píldoras para las dolencias de nuestra mente y las de nuestro cuerpo es muy antigua y ya los estoicos y algunos epicúreos, sin olvidar a Aristóteles y Platón nos aconsejaban determinadas lecturas en momentos de aflicción. Además de dichas dolencias, las autoras recaban nuestra atención sobre aspectos digamos "metaliterarios" que a cualquier lector maduro le han dado algún que otro dolor de cabeza: desde los excesos compulsivos de compras de libros, a la veneración absurda por ellos a consejos sobre ordenar la biblioteca, planificar las compras de libros para las vacaciones, escuchar audiolibros cuando no hay tiempo para leer, cómo actuar cuando tienes miedo a terminar un libro, leer en compañía, prestar libros y sus peligros, aprender a releer, el problema de tener una pareja a la que no le gusta leer, los mamotretos, el vicio de leer por encima, olvidar la vida a cambio de la lectura, los lectores que presumen de leer y no lo hacen, los libros favoritos y como guardarlos, demasiada gente en casa para leer, como tener localizados tus libros, la culpabilidad por leer demasiado, problemas de concentración o la amnesia lectora. En fin, una delicia,  a menudo útil además.

Y así nos va sugiriendo títulos relacionados según las autoras con la dolencia que buscamos consolar: así, si estás pasando una etapa depresiva, se te recomendará a la escritora estadounidense Sylvia Plath; si eres un comprador compulsivo a Scott Fitzgerald y «Suave es la noche»; si te sientes como un idiota, nos dicen, lee al escritor ruso Dostoievski, y disfruta con su personaje en "El idiota", el príncipe Lev Nicolaiévich Mishkin. Para el dolor de no ser correspondido en el amor, "Las penas del joven Werther" de Goethe o "La vida :instrucciones de uso" de Perec si te parece que vivir es un absurdo completo. Si te sientes demasiado optimista, lee el  «Cándido», de Voltaire o arrastras un buen enfado, «El viejo y el mar», de Ernest Hemingway. Para las crisis de identidad: «La metamorfosis», de Kafka. Ante la diarrea, Italo Calvino, si buscas pareja, Jane Austen; si eres padre, Cormac McCarthy, si acabas de romper con tu pareja, "alta fidelidad" de Nick Hornby, si te falta empatía, "Jonnhy cogió su fusil" de Dalton Trumbo... y así hasta agotar las 430 páginas de este divertido y sugerente volumen. ¡¡Que les aproveche!!

FICHA

MANUAL DE REMEDIOS LITERARIOS.-Ella Berthoud y Susan Eldeerkin.- Trad. Clara Ministral.-Ed. Siruela-Círculo de Lectores.- 430 páginas.- 36 euros

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens