Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 julio 2017 4 27 /07 /julio /2017 09:43

Evelyn Waugh, el novelista inglés de mediados del siglo pasado, autor de obras muy populares, pasto de la televisión y el cine, como "Retorno a Brideshead", que también fue un crítico acerado y un "bon vivant" lleno de sentido del humor y agudo sentido crítico, se hizo justamente famoso entre los periodistas de todo el mundo, sobre todo en el sector de enviados especiales, con una desternillante novela de humor crítico que tituló "Scoop" ( "primicia", que en nuestro país se tradujo: "Noticia bomba").

En las antiguas escuelas de Periodismo y en las actuales Facultades de Ciencias de la información, los encargados de dar "Práctica periodística" o "Ética profesional" --o como diablos se llame ahora la asignatura que trata de convertir a los alevines de periodistas en personas razonables, con sentido común y una cierta moral profesional--, ponían "Scoop" como ejemplo de lo que NO es un periodista y  de cómo NO debe actuar un enviado especial (y la mayoría, los muy hipócritas, ocultaban a sus alumnos que lo que describe Waugh es, exagerando un poco, como de verdad actúan casi todos los plumíferos a sueldo (hay excepciones). Para disculpa y atenuante de Waugh, éste había cubierto como periodista la ocupación italiana de Etiopía.

Waugh es una especie de Wodehouse con muchísima más mala leche y sentido paródico y con una ironía afilada como una cuchilla que también le convierte en hermano putativo de Lewis Carroll, Martin Amis, Lawrence Sterne o  Jonathan Swift. Su novela comienza con un error. El del dueño del Daily Beast de Londres, lord Cooper, que quiere contratar al famoso novelista John Boot para que cubra como enviado especial un conflicto interno en un país africano, Ismailía. En realidad, gracias a un encadenamiento de casuales equivocaciones, es el joven William Boot, un humilde redactor del diario de lord Cooper, que se ocupa de una columna semanal sobre historia natural.

La crítica del mundo del periodismo de entonces es bastante aplicable todavía al actual, aunque hayan cambiado sustancialmente los medios y los modos. La vanidad intrínseca a la profesión, su frivolidad, mercantilismo y escasez de principios, sin hablar de sus medios de aplicarla, en los que prima lograr el objetivo sobre cualquier otra consideración, se reflejan de forma desternillante en la novela que se pasea entre la grey beoda de la mayoría de los periodistas destacados en Ismailía, los eventos que van ocurriendo, la tergiversación cuando no la invención pura y seca de un  conflicto en el que los "scoops" siguen una carrera surrealista de falsedad. Para los anales del periodismo constará una frase que un "corresponsal" dedica a un compañero: “Una noticia es aquello que le interesa a un tipo al que nada le importa apenas. Y sólo es noticia hasta el momento en que lo ha leído. Después ya no lo es. A nosotros nos pagan por dar noticias. Si un colega ha enviado la noticia antes que nosotros, la nuestra ya no lo es”.

Y para la historia queda el irónico retrato que Borges dedicó a Waugh: "Evelyn Waugh ha declarado: 'Distracciones: comer, beber, dibujar, viajar, calumniar a Aldous Huxley. Odios: el amor, la buena conversación, el teatro, la literatura, el principado de Gales". Genio y figura.

FICHA

¡NOTICIA BOMBA!.-Evelyn Waugh.- Trad. Antonio Mauri.- Ed. Anagrama.-281 págs.- ISBN:9788433920102

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Diariodemimochila.over-blog.es//charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens