Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
3 noviembre 2017 5 03 /11 /noviembre /2017 09:25

En La decadencia de la mentira, uno de los más polémicos entre todos sus escritos de crítica estética, Oscar Wilde arremete contra el "culto monstruoso a los hechos", cuyos devotos acaban por escribir novelas tan semejantes a la vida que no hay modo de creer en su verosimilitud. Como ven, ya en la primera frase del artículo, las paradojas saltan libremente, como Wilde -un fanático de los juegos de palabras, de la maliciosa ironía de los destellos de ingenio- hubiera deseado en un comentario dedicado a él.

Evidentemente no se trata de una defensa del "arte" de mentir, sino de la "mentira" asociada con la capacidad de inventar, con la imaginación creadora, con la literatura, considerando retóricamente que los hechos, la realidad, todo ello banalizado constituyen un lastre para el artista. Puro juego de una mente a la que le gusta el triple salto mortal de la metáfora y la greguería surrealista, el disfraz del humor en la crítica social y la rebelión sarcástica contra la estulticia (la estupidez y la falta de verdadera cultura).

Wilde asegura que la vida imita al arte (y no al revés como suele decirse): Un gran artista inventa el modelo y la Vida trata de copiarlo y reproducirlo en formato popular, como un editor emprendedor. Pero no sólo es eso, Wilde sostiene paladinamente que la Naturaleza imita a los paisajistas pictóricos y el Arte nos educa para obtener una nueva forma de mirar a la Naturaleza, por lo que esta es deudora de los artistas que nos han enseñado a admirarla. Divertida pirueta que juega con medias verdades y con relaciones disparejas e intencionales donde es imposible que existan.

Por tanto, argumenta Wilde, en este pequeño ensayo divertido que hace pensar, Es el estilo lo que nos hace creíble algo. Después, con plena coherencia, Wilde se dedica a destripar al realismo en literatura (por ejemplo, Zola) y reivindica la literatura distinguida que se rige por la imaginación absoluta y nos culebrea arrastrándose como ratones en la basura. Con su irreverente soberbia, Wilde pide máxima distinción, alta clase, para la novela, que debe buscar sus temas en lo eterno, abominando de su época ya que  "sólo lo moderno pasa de moda".

Wilde usa el estilo de diálogo (entre Vivian y Cyril) con el que va desgranando la ironía de Vivian sobre la imperfecta Naturaleza, que sólo se acerca a la perfección a través de la obra del Artista, cuya imaginación completa lo que la Naturaleza no ha sabido conseguir. El provocador Vivian (el propio Wilde) demuestra que la mentira es el vehículo con el que el verdadero artista accede a la belleza.  Justamente la decadencia de la mentira es la que está banalizando al Arte de este siglo (XIX), asegura Vivian-Oscar. Y asegura que la mentira requiere un cuidado entrenamiento y una técnica especial que requiere mucha práctica para que la mentira llegue a ser perfecta y con ello una obra de arte.

Prescindiendo de burlonas retóricas y de exageraciones esnobistas, lo cierto es que el ensayo de Wilde no ha pasado de moda. Puede llegar a ser un estimulo creativo para muchas personas. Como nos dice en la página 70, "Ningún gran artista ve jamás las cosas como son. Si lo hiciera dejaría de ser artista". Provocación, paradojas y un fondo que vale la pena analizar.

FICHA

LA DECADENCIA DE LA MENTIRA.- Oscar Wilde.- Trad. Maria Luisa Balseiro.- Ed. Siruela. 83 págs. ISBN 9788478445189

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens