Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
23 octubre 2017 1 23 /10 /octubre /2017 15:55

Generalmente son los avispados y pragmáticos norteamericanos los que picotean en los clásicos de la filosofía para encontrar fórmulas, mantras y frases relumbrantes de puro sentido común para ayudar al común de los mortales, es decir a todos los que pasan por momentos delicados en su vida cotidiana hasta el punto de perder de vista el simple y difícil placer de vivir. Bueno, son los inventores del "Reader's Digest", del aprender esperanto o lo que sea en diez fáciles lecciones o los de la felicidad en píldoras de inmediato efecto (y, aunque no lo dicen, de más inmediata desaparición de efectos). Con un estilo falsamente igualitario, de tu a tu, los expertos en psicología rápida de autoayuda, nos ofrecen sin digerir apenas, píldoras de sabiduría ancestral para venta en supermercados. Pues bien, viene esta irritada -e irritante- introducción,  al libro de un  inglés -educado en Oxford, nada menos-  que, sin llegar a tanto como lo expuesto, se atreve con total impunidad a entrar en la historia de la filosofía con la lupa y las pinzas de un pragmático profesor de cursillo acelerado de la utilidad del pensamiento para resolvernos las perplejidades que nos causa lo cotidiano. Lo bueno es que lo hace bastante convincentemente, lo malo es que, como cabía esperar, pese a su ingenio, acaba banalizando la filosofía que aplica con la mejor de las intenciones.

Es un libro para leer en el metro de camino al trabajo, en una tarde de aburridas charlas familiares o en la sala de espera del dentista. El desayuno con Sócrates se queda en un tentempié con un  auxiliar de cátedra de filosofía, entre la pedantería y el desencanto. En esta enésima prueba de que llevar la filosofía al día a día es empresa más complicada de lo que parece y se necesita estar día  a día con la filosofía, bajo una ayuda y guía constante y honesta de alguien que realmente sea un filósofo y se pueda permitir dedicar su tiempo a ello. Sin embargo en estos tiempos en  los que, en nuestro penoso país, se está eliminando la filosofía de los planes de estudio, la presencia de libros como éste no es algo en absoluto criticable, aunque los reparos que planteo puedan ser excusables. Creo que la "ruptura epistémica" de Foucault (léase la página 63 del libro) que han producido las nuevas tecnologías, acabará propiciando, ante la ruina y destrozo de muchas costumbres, conceptos y cultura esenciales para la formación de la persona, un efecto boomerang que lleve a nuestros hijos, o, nietos, de nuevo a  requerir el consuelo y la ayuda de la filosofía para vivir mejor. Yo no lo veré pero los más jóvenes de ustedes quizá sí. Una disciplina de estudio y reflexión que nació muchos siglos antes de Cristo y ha llegado hasta el siglo XXI, vivita y coleando, a pesar de la persecución y la banalización, no se la elimina así como así.

Y como este libro, ayuda, aunque sea a su manera epidérmica, a engrosar las filas de los que sostenemos la lucha por la supervivencia de la filosofía, dejo la crítica aquí mismo y paso a la reseña: les adjunto íntegro un comentario editorial -informativo, no crítico- sobre el libro, para que sepan realmente de qué va la cosa y de qué manera, estilo y retórica está elaborado:

"¿Gracias a Nietzsche va a mejorar tu trayecto de casa a la oficina y de la oficina a casa?¿Qué opinaría Freud de tu costumbre de ir de compras a modo de terapia?¿Y qué diría Platón sobre cómo lees los libros? "Desayuno con Sócrates" cuenta lo que habrían dicho los grandes pensadores de la historia sobre nuestros actos cotidianos, desde ir al trabajo a acudir al gimnasio, pasando por preparar la cena o volver a la cama. Rara vez nos paramos a pensar en que estas actividades cotidianas están relacionadas con conceptos más amplios sobre el mundo. Robert Rowland Smith ilustra estas conexiones con ingenio, gracia y fundamento.A lo largo de esta jornada de nuestra vida cotidiana, glosada hora a hora, el lector se encontrará con Lucrecio, que le explicará por qué es bueno no estar preparado, o con Emerson, que le dará consejos sobre cómo hacer las reservas para unas vacaciones. Jung aportará sus comentarios sobre lo que ha soñado, Mill dirá algo sobre la costumbre de hacer novillos y Aristófanes le pondrá al tanto en cuestiones de cópula carnal. Inspirándose en la filosofía, la literatura, la política y la psicología, Robert Rowland Smith muestra cómo podemos mejorar nuestra vida cotidiana (sic) si tomamos en consideración las ideas más interesantes del mundo. El desayuno, así como el almuerzo y la cena, junto con todo lo que va antes y todo lo que va después, no volverán a ser lo mismo."

 

FICHA

DESAYUNO CON SÓCRATES.- Robert Rowland Smith.- Trad. Inés Beláustegui.- 235 págs.- Espasa Editorial.- ISBN 9788467032567 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens