Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
27 noviembre 2017 1 27 /11 /noviembre /2017 10:34

Mi descubrimiento de Sándor Márai (1900-1989) fue hijo de una afortunada  casualidad: una compañera de la sección de Internacional de "La Vanguardia", donde a la sazón trabajaba, se dejó olvidado "El último encuentro" sobre mi mesa. Esa misma tarde me enviaron con urgencia a cubrir la primera visita de la ministra sueca de Exteriores al presidente español. En el Puente Aéreo con Madrid devoré el libro y lo llevaba encima durante la recepción a la prensa cuando saludé a la ministra. Ella  miró la portada del libro que yo llevaba en la mano izquierda y me dijo en inglés: "¿Sandor Márai? Un desdichado hombre y un grandísimo escritor". Me quedé estupefacto y sólo acerté a esbozar una tímida sonrisa.  Chencho Arias, el diplomático español que hacía las presentaciones, al pasar junto a mí me guiñó un ojo y me susurró "Los de La Vanguardia siempre dando la nota. Luego me cuentas algo de ese escritor".

Desde entonces seguí la pista de los libros (publicados por Salamandra, aunque un par de ellos lo fueron en los cincuenta por Plaza Janés, sin eco alguno) de este maravilloso escritor intimista., inteligente y melancólico, que acabaría suicidándose tras la muerte de su esposa, en la soledad  del exilio, no sin legar a la posteridad un patético y estremecedor diario cuya última página cerró unos meses antes de morir. Me sorprendió encontrar ciertas similitudes con Stefan Zweig, no sólo por su escogida forma de morir, sino en el talante desesperado y nostálgico de una prosa dedicada a unos tiempos, sociedad y costumbres que las dos grandes guerras mundiales relegaron al olvido. Todo ello narrado con pulcritud crítica en sus tres obras de no ficción: Confesiones de un burgués, ¡Tierra, tierra!, y Diarios, 1984-1989.

La gaviota tiene algunas de las virtudes estilísticas y argumentales del mejor Márai, pero no logra mantener la tensión dramática ni el redondo resolverse de la trama, ni sus diálogos o descripciones están a la altura elevada de muchos de sus otros títulos. Apareció en Hungría en  1943, en plena Segunda Guerra Mundial, y refleja en la ficción el delicadísimo momento histórico que se vivía en el país (y en el resto del mundo). Márai describe con cierta modosa acritud la decisión del gobierno de su país de apoyar a los nazis y las consecuencias dilatadas en el tiempo y en el desastre que tal medida ocasionó: el dominio soviético del país, que tardaría décadas en desaparecer no sin arruinar la parte más viva de la cultura húngara y estancarla en la mediocridad (una de sus víctimas fue, precisamente Márai).
En La gaviota, Márai vuelve a recurrir al tópico del encuentro entre hombre y mujer cuyos diálogos, con apuntes leves pero magistrales del entorno no sólo personal sino sobre todo social y político de las dos personas, entre las que va surgiendo sentimientos y emociones íntimas que con tan notable habilidad hilvana nuestro autor. En torno a la pareja un mundo se desmorona, con sus valores y debilidades, su hermosa apariencia y sus carencias y diferencias insalvables de clase.
 
Márai, en la mayoría de sus libros es una evidencia, pertenecía a la alta burguesía del país, con todos los signos diferenciales de cultura y lujo que hacía de esa privilegiada clase los habitantes de un mundo de arte selecto, conciertos, mansiones, cultura internacional. Una clase dotada también de acceso al poder a través de altos funcionarios o profesionales seleccionados (como el protagonista de la novela) , cuyo trabajo muchas veces afectaba el futuro y la seguridad económica y vital de millones de personas . Como su protagonista, Márai  (al igual que no muy lejos de Hungría, Stefan Zweig) se convirtió involuntariamente en uno de los elementos residuales de un mundo que cambiaba dramáticamente. Ambos estaban condenados a desaparecer, aunque a cambio, nos ha quedado la maravillosa obra de ambos. 
La trama de La gaviota nos presenta a un alto funcionario estatal en Hungría que acaba de redactar una declaración que será de una trágica importancia para el país. Se trata de un hombre en la mitad del recorrido de la vida, culto y honorable, que ha escrito angustiado esa orden que alterará la vida de millones de personas. Esa misma noche recibe una inesperada visita de una mujer joven y bella que, curiosamente tiene un gran parecido con la única mujer amada por el protagonista en el pasado... Márai ha armado el dispositivo. Con su mezcla misteriosa de audacia y respeto a las formas, la pareja que se acaba de conocer deciden pasar la velada juntos asistiendo a la ópera, precisamente una obra de Verdi, "Un ballo in maschera" (no es casual esa elección que Márai hace, como el lector verá conforme se desarrolla la trama).
El paso del tiempo, la llegada de la vejez, el amor y las huellas indelebles que deja en la memoria de las personas, todo ello alimentando el misterio de la presencia de la muchacha y en torno a ese misterio la sensación amarga de un fin de época y de que comienza algo, un violento cambio global, de imprevisibles consecuencias. Sin embargo la ambición argumental de Márai tiene un precio alto que se deja sentir en la dificultad de mantener la tensión y sobre todo la calidad de la atención discursiva, el lector se desorienta, se sorprende de detectar ciertas banalidades, algo cansino en el relato que afecta tanto a lo que se nos cuenta como a lo que sentimos. La trama no acaba de cerrar las puertas y ventanas que el autor ha abierto y muchas sendas se pierden. Uno cierra el libro con algo de desilusión. Pero hay un punto positivo a tener en cuenta: existen los suficientes elementos de la maestría de Márai como para justificar su lectura, a condición de no compararla con "Último encuentro", "La herencia de Ezster", "La extraña" o "Divorcio en Buda". Quien está acostumbrado  a que Sandor Márai le regale una rosa en cada libro, no debe quejarse de que en éste sólo sea una margarita.
 
FICHA
LA GAVIOTA.-Sándor Márai.- Trad. Mária Szijj y J.M.González.- Ed. Salamandra.-187 págs. ISBN 9788498383577
 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens