Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 noviembre 2017 4 09 /11 /noviembre /2017 09:46

Junichiro Tanizaki (muerto en 1965 con ochenta años) ha sido uno de los escritores japoneses que más han intentado  preservar la cultura japonesa frente a la occidentalización en la primera mitad del siglo XX (que hoy se considera una postura tangencialmente opuesta a la línea algo excesiva de Murakami). En España se conocen casi todas sus novelas, como "Diario de un viejo loco" o "La llave" pero es justamente esta pequeña joya que hoy comentamos la que le ha dado más fama entre los aficionados a la literatura, el arte y la filosofía de su país y especialmente los adeptos a una disciplina espiritual bien conocida en todo el mundo, todo lo relacionado con  el arte y la creatividad zen.

Al "horror vacui" de la cultura occidental Tanizaki contrapone la concepción espiritual y estética del vacío oriental, la pasión por el detalle enmarcado en el fondo vacío y neutro, profundamente creativo. Es la vuelta a la Nada heraclitiana en versión japonesa, un estado donde todo es posible y donde se despierta el ser y la belleza, el silencio y la sombra.

Tanizaki confesó su admiración por Oscar Wilde y su esteticismo elegante y algo barroco. Resulta contradictorio mostrar el dandismo wildeano junto a la simple, sencilla y al tiempo compleja estética zen, pero Tanizaki logra que nos sintamos cómodos. No hay oposición, hay aceptación de la diversidad. Y un mismo objeto del deseo, la belleza en su multiplicidad. Y para lograr que el lector se acerque a esa sensibilidad nutricia, Tanizaki consigue transmitirnos sensaciones, evocaciones de sosiego, arrobo y paz, como cuando nos habla del excusado japonés, ese lugar secreto e íntimo donde el ser  humano esconde sus desechos. El lector occidental queda sorprendido pero también fascinado. Através de una descripción contemplativa Tanizaki nos propone un ejercicio: una sutil comparación sin juicios valorativos, con un cierto  pragmatismo, de las formas y modos como se desenvuelve la arquitectura hogareña japonesa, apreciando los logros técnicos occidentales pero destacando la maravillosa simplicidad de la belleza que la tradición japonesa ha dado a los mismos elementos, ya sea un cuarto de baño, un excusado, las paredes (los  shoji o paneles móviles  realizados con papel de arroz para tamizar la luz) o los suelos, los jardines o ese rincón sin luces artificiales (el toko no ma) donde reposa un objeto o un grabado en la penumbra con el toque asombroso de una flor.

Siguiendo los principios estéticos y filosóficos de la irregularidad, la simplicidad, la caducidad y la habilidad de sugerencia, Tanizaki nos habla de la escritura y la ductilidad de la tinta china y el rasgueo leve del pincel sobre la rugosidad del papel, la belleza efímera de flores, el cuidado exquisito en los detalles de las plantas, los objetos hermosos como testigos de la caducidad, cuidados pero respetados, evitando los brillos excesivos, la frialdad y altivez de la joya, las pequeñas imperfecciones que valoran al objeto puestos que son la huella de los "efectos del tiempo". Todo limpio pero tamizado por una luz suave, nunca estridente, sujetos a su propia sombra. Asevera Tanizaki: "Un cofre, una bandeja de mesa baja, un anaquel de laca decorados con oro molido, pueden parecer llamativos, chillones, incluso vulgares; pero hagamos el siguiente experimento: dejemos el espacio que los rodea en una completa oscuridad, luego sustituyamos la luz solar o eléctrica por la luz de una única lámpara de aceite o de una vela, y veremos inmediatamente que esos llamativos objetos cobran profundidad, sobriedad y densidad". Y más tarde nos dice que "la belleza pierde toda su existencia si se  suprimen los  efectos de la sombra".

Tanizaki considera lo bello no como una sustancia en sí, un objeto, un efecto, sino el resultado de un juego de claroscuros en los que las sombras juegan un papel evocador y misterioso, incluso tranquilizador. Una lectura,  en suma, relajante y evocativa.

 FICHA

El elogio de la sombra.- Junichirô Tanizaki.-Traductora: Julia Escobar.-Editorial Siruela. Biblioteca de Ensayo. 96 págs. ISBN: 9788478442584
 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens