Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
20 diciembre 2017 3 20 /12 /diciembre /2017 10:20

El siempre desmesurado pero brillante catedrático alemán de Teoría de la Cultura (en la Universidad de Viena) Peter Sloterdijk (1947) provocador irredento, que supera en irreverencia y osadía a MIchel Onfray (también es un poco más laborioso de entender) que no duda en desafiar todas las ortodoxias, empezando por las políticas y sociales, se ha convertido en una especie de cínico Diógenes que zarandea a los bien pensantes de toda condición y vapulea las soluciones que las sociedades y los individuos de hoy han dado al problema  capital de la filosofía: Cómo vivir una existencia cada vez más compleja e irritante, cómo gestionar el malestar ante una forma de vida que es todo menos feliz, cómo gozar de una vida buena y plena sin abandonar la senda de lo correcto. Es decir todo lo que las escuelas griegas principales estudiaron y propusieron con rara efectividad: estoicos, epicúreos, escépticos y cínicos, con su extensión a la filosofía helenística.

¿Quiénes son los hijos terribles de la edad moderna? Los responsables de la  ruptura de la modernidad con las venerables y eficaces tecnología filosóficas del bienestar de la antigüedad. Los que "rompen con tradiciones y genealogías, desafiando la autoridad paterna y tras "matar al padre" freudianamente, esbozan unos sistemas en todos los órdenes (social, económico, político, científico) que se caracterizan por su tendencia al cambio incesante, la falta de solidez y la falta de tiempo para consolidar nada. Y así comunican al mundo "el fatuo mensaje de la superfluidad de toda herencia" con efectos letales sobre la creatividad de una cultura que, en palabras de  Sénancour que recuerda la gran Edith Hamilton ("El camino de los griegos").  no ha sabido conservar nuestros santuarios, "donde se mantienen y enseñan las perspectivas eternas". Y sin ellas, ¿Qué nos queda? El erial falto de todo misterio trascendente que nos ahoga y nos aboca a la banalidad.

Sloterdijk es profundamente pesimista en su visión agónica de los "terribles hijos de la modernidad" que están desarraigando al ser humano de sus orígenes y sagrados misterios y se han convertido desde Napoleón, a Hitler, Stalin, "infaustos hacedores de historia, subversivos monstruos en una cultura desorientada que han sustituido al Olimpo por Wall Street  y al filósofo con "coachs " tecnológicos, al amor con la relación virtual y a los políticos con histéricos retratos al minuto en Facebook o twiter. Nuestro autor recoge los mensajes de Freud, Nietzche, Marx, Deleuze o  Jesucristo, entre muchos otros) para abonar su pesimismo y su rebeldía. Y, sobre todo, su convicción de que la humanidad no ha dejado de caer y perder solidez desde la Edad Media hasta llegar al vértigo destructivo y la ciega deriva de nuestros tiempos.

Hay una especie de añoranza de los tiempos clásicos y una más o menos clara condena a la Ilustración por el cambio que provocó sin saber encontrar un medio para preservar los "antiguos valores y jerarquías". Es un desafío bastante radical del pensamiento actual mucho menos extremista que el del pensador alemán que parece añorar las añejas estructuras del poder aristocrático. Todo esto en un abrumador despliegue de más de trescientas páginas de alta cultura, planteamientos intelectuales, datos históricos, retratos de personajes y trayectorias de ideas y estructuras de pensamiento que necesitan no sólo una lectura atenta y sumamente laboriosa, sino algunos momentos de desorientación y estupor. Es como ir de la mano de un genio despistado e ensimismado, a veces muy enojado o sarcástico, por las páginas de una ingente Enciclopedia Universal. Uno echa de menos una visión más constructiva, una oferta de pensamiento que armonizara en lo posible el legado -existente- del pasado y las formas de la modernidad. De nada sirve dictar el apocalipsis y el ¡Que cierre la puerta el último! Esa es justamente el tipo de actitud que rechazarían los admirados -y admirables- maestros de la antigüedad (incluidos Pirrón o Diógenes, y hasta Platón o Aristóteles, sin ir más lejos).

FICHA

LOS HIJOS TERRIBLES DE LA MODERNIDAD.-Peter Sloterdijk.- Traducción del gran Isidoro Reguera.-  323 págs. Siruela.-ISBN  9788416465286      

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens