Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
3 enero 2018 3 03 /01 /enero /2018 12:19

Dicen que fue el rival más directo de Sherlock Holmes en la época de su nacimiento como gran personaje de la novela de "detectives" o de "misterio" como entonces se llamaba, finales del siglo XIX primera mitad del XX. Por la cronología (la primera novela de este personaje se publica en 1914, precisamente el año en que "desaparece" Holmes cuyas novelas terminan de publicarse en 1926), más bien aspiraría a ser un sucesor. Se trata del detective ciego Max Carrados una creación de Ernest Bramah (Londres 1868-1942). Pues bien, lo siento pero no. Me encantan los "descubrimientos" literarios  que me permite hacer Siruela pero Carrados, pese a su encanto e inteligencia intuitiva, no es Sherlock  ni Ernest Bramah es Conan Doyle ni el investigador Carlyle, amigo de Carrados, llega a tener el talante fascinador del Dr. Watson. Hay una cierta artificiosidad en Bramah en la justa medida de la naturalidad y frescor de sir Arthur. Carrados siempre se encuentra un paso por encima del lector y en cambio Sherlock lo tiene a su lado, le guiña un ojo y le convierte en cómplice aunque sea a costa del bueno de Watson. Dicho esto, el libro es divertidísimo para cualquier aficionado a las novelas de "detectives", cosa que ya esperaba cuando leí el entusiasmo que determinados entendidos ensayistas (entre ellos el siempre sorprendente autor de "La infancia recuperada", Fernando Savater, mi  viejo amigo Javier Coma  o Vázquez de Parga) dedicaban a glosar al singular invidente.

De forma muy inteligente  Bramah dota a su detective ciego de un acompañante fiel, su mayordomo Perkins, que tiene exactamente el tipo de visión y memoria fotográfica que precisa para completar su trabajo investigador. Éste, junto al secretario Greatorex y el chofer Harris (Carrados es como  vemos un hombre muy adinerado, con modales de caballero y una cultura extensa) forman el equipo personal del detective ciego que complementan de diversas maneras la personalidad amable y sagaz del personaje. La ceguera de este se ve compensada por una cierta hipertrofia del resto de los sentidos y ciertos dones y características que alejan al personaje de la "normalidad" creíble aunque fantástica de Sherlock.

Bramah goza de buen instinto psicológico en el retrato de sus personajes y también un estilo dotado de sentido del humor, bastante irónico cuando no sardónico que se vuelve satírico en su visión de la sociedad inglesa en la que ya han desaparecido los clichés victorianos y reina una retranca eduardiana que cuestiona muchos aspectos de las clases sociales británicas, desde la nobleza, a los nuevos ricos, la clase media o los más humildes. Si mirada al delincuente no es compasiva ni absolutamente condenatoria. Hay una cierta comprensión aunque no admisión de los móviles y actos de esas personas y en alguna ocasión adopta posturas bastante sorprendentes (como en el caso del hindú que ha provocado un accidente ferroviario con víctimas mortales). Sin entrar en más detalles, le lectura de estos casos detectivescos de Max Carrados ha sido estimulante y grata. Entre otras cosas, me ha hecho volver a echar un vistazo a algunos de los relatos del "Canon sherlockiano", dos tomos maravillosos que Aguilar editó en papel biblia y encuadernados en piel allá por los setenta.

ESTA NOVELA PODRÍA SER UN ESTUPENDO REGALO EN ESTAS FIESTAS

FICHA

LOS CASOS DE MAX CARRADOS.- Ernest Bramah.- Trad.José C. Vales.-Ed. Siruela.- 23,90 €, ISBN 978-84-17151-18-8

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens