Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
1 enero 2019 2 01 /01 /enero /2019 10:48

Todo empezó con un libro que me envió Oana Mosniagu, jefa de prensa de Ático de los Libros. "Los Templarios", del historiador inglés Dan Jones. Un tema controvertido y archi-mal-conocido, digno de series de televisión de lo más truculentas y montañas de libros de pretendida divulgación y/o esoterismo delirante. Me impactó la cruz templaria en la portada, con su emblemático color rojo sangre (simbólica la de Cristo, real la de millones de seres humanos de la misma o distintas creencias vertidas en las acciones de los Cruzados). Es la misma cruz que está grabada en una de las piedras sillares de la casa del siglo XVI donde resido, en un pueblecito de Aragón.  Había estado mucho tiempo en los últimos meses enfrascado en dos libros del recientemente fallecido(uno de junio de este año) John Julius Norwich, un maestro del ensayo histórico de divulgación: "Cuatro príncipes" y "El Mediterráneo", publicados por la misma editorial barcelonesa.  No hace falta ser un erudito para percatarse que los  tres libros tenían varios puntos de relación histórica entre sí, a pesar de las diferencias de época. Se había producido un fenómeno de coincidencias en un momento muy adecuado, lo que Jung llamaría "sincronicidad". Así que, ¿por qué no dedicarle un artículo global a estos tres títulos, siguiendo la tónica (circunstancial) que llevo en esta revista de ir presentando "trilogías" específicas, temáticas o de género?

"Los Templarios", subtitulada "Auge y caída de los guerreros de Dios", tiene la fuerza y potencial dramáticos y trágicos de las obras  de asunto histórico de Shakespeare y el dinamismo narrativo espectacular de "Juego de Reyes" o de "El señor de los Anillos", aunque Dan Jones se luce como historiador  al ilustrarnos de forma documentada y exquisitamente amena sobre unos hechos históricos concretos, evitando entrar en juicios o valoraciones equívocas. La existencia de la Orden militar de los Templarios desde sus inicios en 1119, siguiendo el ejemplo de un grupo de médicos voluntarios que asistían a los peregrinos de Tierra Santa, como un grupo de caballeros que protegían a las personas que iban a los lugares sagrados, pasando por su auge y conversión en una Orden militar religiosa que durante doscientos años llegó a constituir un auténtico entramado de poder, influencias, riquezas y propiedades que les convirtieron en una de las instancias más temidas de esa época histórica, no sólo por su vertiente militar sino por el sólido poder financiero que les ponía a la par de príncipes, reyes y emperadores. Este fue, en definitiva, uno de los motivos principales de su súbito y trágico hundimiento, por el paradójico odio e inquina del rey de Francia Felipe IV, cuya codicia y patológico furor (sólo comparable, nos cuenta Jones, con la del sultán Saladino que supervisó personalmente la ejecución de cientos de templarios en un sólo día) sellaron el sepulcro de la Orden con el ajusticiamiento en la hoguera del Gran Maestre de la Orden, Jacques de Molay. Sepulcro que nunca quedó cerrado del todo ya que se mantuvo cierta idealización popular y un simbolismo de bravura y rectitud. Con cierta ironía, nos cuenta  Jones  varios ejemplos de la persistencia de la Orden en el imaginario popular:  desde un cártel de Los Caballeros Templarios" fundado en marzo de 2011 en México, hasta las fabulaciones que consideran a los Templarios como guardianes del Santo Grial  (Spielberg cruzó a Indiana Jones con un Caballero Templario que custodiaba la Copa sagrada) o incluso con una especie de orden financiera secreta que mantiene un poder oculto pero activo o defensores de la dinastía secreta de Cristo y María Magdalena...hasta en literatura, el Código Da Vinci o el Péndulo de Foucault y algo de "El quinteto de Avignon" de Durrell, junto a algunas teorías conspirativas de "alcance mundial" que rozan el ridículo o, con más buena fe, sociedades secretas tipo masones o Rosacruces que reivindican ciertos parentescos con los Caballeros tan brutalmente extinguidos.

En otro orden de cosas, "El Mediterráneo", una de las joyas de la Corona que forman las obras de divulgación histórica  de un diplomático metido a escritor, John Julius Norwich, fallecido el pasado mes de noviembre con 89 años. Se suele alabar a este tipo de escritores asegurando que tienen la pericia de un novelista ("se lee como si fuera una novela"). Creo que es un error. No hay ningún lector atento que lea las obras de Norwich (conozco dos) como "si fuera una novela". Es como comparar la visión de la película de Houston sobre "Bajo el volcán", la genial novela de Malcom Lowry, con la lectura de la misma. Hay tanta diferencia entre las dos artes narrativas, la del cine y la literaria, como entre el estilo de un buen novelista con el de un buen historiador (no sirve para los novelistas metidos en faenas historicistas, estos son híbridos). Mi lectura de "El Mediterráneo" me ha aportado elementos y gratificaciones muy distintas a las que me produjo el citado Durrell, el poeta Kavafis, Byron, Homero o Virgilio cuando escribían sobre el mismo mar.

¿Qué relación tienen entre sí las civilizaciones arcaícas de Egipto o las clásicas de Grecia y Roma, la guerra de Troya, la filosofía y la ciencia de las polis griegas, los misterios de Micenas o Cretas, el imperio basado en el Mar común, el "Nostrum" romano, las tres religiones monoteístas más importantes y conflictivas, las Cruzadas y la rivalidad entre cristianos y musulmanes por el poder y la gloria -que dura hasta nuestros días tomando vías de expresión tan sangrientas y codiciosas como las que protagonizaron los Caballeros Templarios (hablamos del terrorismo jihadista y de la incesante y salvaje inmigración que es el río que no cesa)-   y otros eventos, los catorce siglos de esplendor italiano, la milenaria Turquía expandiéndose como otro de los grandes imperios del pasado que seguían la dinámica,  auge, esplendor, decadencia y ruina; periodos de transición con el predominio hispano y el descubrimiento de América, que por breve tiempo desvió el interés de occidente hacia un océano más que hacia el mar de siempre, los asedios de Solimán el Magnífico contra Rodas y Malta (que reencontraremos en el siguiente libro de este artículo) y nuevamente la lucha entre la cruz y la media luna, la batalla de Lepanto, la aparición de un general corso ambicioso que gestó otro de los breves imperios de la historia, el de Francia, hasta la sangría brutal de la Primera Guerra Mundial, llamada la Gran Guerra, con millones de muertos y episodios vergonzantes que sólo serviría para consolidar los cimientos de otra guerra aún más bestial? Pues bien, el nexo común de los treinta y tres apasionantes capítulos de este libro, es obviamente, el Mediterráneo. Como bien subtitula Norwich, "Un mar de encuentros y conflictos entre civilizaciones". Apasionante.

En cuanto a "Los cuatro Príncipes", Norwich, logra darnos una idea cabal de la forja de la Europa moderna con todos sus defectos, sus limitaciones y sus excesos, a través de la glosa de cuatro príncipes que nunca debían haber reinado (dinásticamente hablando) y que transformaron la dinámica europea de una forma profunda.  Con una prosa que supera en  ironía y sarcasmo a la anterior, pero sin olvidar el rigor al dato histórico y a una documentación solvente, Norwich se ocupa de los cuatro príncipes, nacidos todos en un arco de diez años. Los cuatro coincidieron en los momentos de mayor poder de cada uno y aunque murieron relativamente jóvenes, sólo Solimán llegó a los 70 años (los tres reyes cristianos murieron entre los 52 y los 58 años) lograron  cambiar la dinámica de progreso de Europa, en un continuo juego de rencillas, rivalidades, celos, traiciones y ambición, no sin disminuir la población de forma violenta a través de guerras entre ellos, problemas de religión (el cisma protestante, la Reforma) y la sempiterna rivalidad con los musulmanes (representados por un líder  excepcional, el otomano Solimán y su imperio en expansión, aunque ligado a su figura, tras su muerte, como con Alejandro, se desmoronó) ocasionaron tantas salvajadas como las mismas guerras.

El inglés Enrique VIII, orondo y mujeriego (sus apetitos están en el origen de la Iglesia de Inglaterra y la ruptura con el Papado), el francés  Francisco I, celoso del poder de Carlos I de España y V de Alemania y rival ocasional del ingles así como aliado ocasional del sultán turco, fraguaron una intrincada red de tratos, traiciones, venganzas y episodios sangrientos que no impidieron el enorme florecer del Renacimiento y la estimulante renovación religiosa, cultural y política que provocó la Reforma enlazando las tierras europeas con las de Oriente medio, creando los mimbres históricos que a través de los tiempos nos llevarían a explicarnos muchas de las características del momento actual. Fue en un arco de cincuenta años en el siglo XVI,  donde las obras,  ambiciones y codicia de estos cuatro príncipes "transformaron el mundo civilizado" como asegura el autor en la frase final del libro.

En resumen, tres libros cuya lectura resulta doblemente gratificante: no sólo por el cúmulo de datos, anécdotas históricas y chismes inevitables que ocasionan ese tipo poderoso de protagonistas, lo cual crea un enorme placer al lector; también porque la visión global informada de Norwich nos hace ver el revés de la trama, las conexiones causa-efecto que han ido configurando el tapiz histórico que nos permite comprender las situaciones políticas y socio-económicas actuales, con todas sus corruptelas y defectos. Resultan ser un oportuno y codiciado regalo de Reyes, ¿no les parece?

FICHAS

LOS TEMPLARIOS. Auge y caída de los guerreros de Dios.- Dan Jones.- Trad. Joan Eloi Roca.-512 págs. Ed. Ático de los Libros. 25,90 euros. ISBN: 9788416222803

EL MEDITERRÁNEO. Un mar de encuentros y conflictos entre civilizaciones. John Julius Norwich.- Trad. Emilio Muñiz.- Ed. Ático de los Libros. 748 págs. 29,90 euros. ISBN: 9788416222773

CUATRO PRÍNCIPES.- John Julius Norwich.- Trad. Joan Eloi Roca.-304 págs. 23 euros.Ed. Ático de los Libros. ISBN: 9788416222490

(Los lectores interesados encontrarán la versión completa de este artículo en diariodemimochila.over-blog.es ) 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens