Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
25 abril 2019 4 25 /04 /abril /2019 09:03

Hibris en la mitología griega era una diosa menor pero cuyas acciones tenían consecuencias nefastas para los seres humanos. Era la diosa del orgullo temerario y arrogante, de la soberbia prepotente y la falta total de escrúpulos, que solía dejarse arrastrar  por la cólera y la temeridad y en ese estado de locura destructiva cometía desmanes crueles. Ares, el dios de la guerra, se mantenía adormilado hasta que algo le despertaba y se entregaba a desatar el caos y el sufrimiento, acompañado de Enio, el destructor de ciudades y del hermano de éste, Pólemo, el señor de la agresividad y el combate despiadado (de donde nacen las palabras polemología o estudio de la guerra y la palabra polémica, discusión agresiva). Hubo que buscar pareja a Pólemo, ya que a ninguna diosa le gustaba estar cerca de él, y al final Zeus encontró a Hibris y se la dio como esposa. Pólemo se enamoró de ella al instante y nunca dejó que se separara de él. 

La mitología y los símbolos, decía Mircea Eliade, no son sólo invenciones literarias sino manifestaciones esenciales de aspectos primarios de la naturaleza humana. Advertía Jung que el hombre actual los ha desterrado de la conciencia y comete un enorme error,  ya que son fuerzas que se enquistan en el subconsciente e influyen en los pensamientos y las acciones de las personas. Observen cómo suele haber una correlación directa entre la soberbia, el orgullo y la temeridad (Hibris) y la acción agresiva de Pólemos que lleva a despertar a Ares. El profesor inglés Lawrence Freedman, autor de "La guerra futura", documenta de forma brillante cómo esa simbólica conjunción de factores están detrás de las actitudes de los políticos y los militares que hicieron posible la I y la II Guerras Mundiales. Y para alarma nuestra, cómo muchas de las actuales circunstancias políticas y económicas, desde Trump a Putin, China o Corea del Norte, pasando por el terrorismo y las amenazas de la Naturaleza que provocan nuestra forma de vida consumista y los daños al medio ambiente, ya están en manos de Hibris y Pólemos. Ares, la III Guerra, sólo necesita que se le acabe de despertar con nuestro griterío sin medida y sin cautelas.

Freedman escribe en su libro: "...de antiguo la guerra va asociada a la discordia, pero también al honor y la defensa de cuanto hay de valioso para nosotros... ese carácter dual implica que el impulso que la origina brota de un eventual riesgo de perder ese algo valioso, aunque la respuesta a ese peligro sea destructiva, indócil, difícil de controlar y de contener... pero los objetivos a los que sirve la guerra, jamás pueden justificar sus costes". Y añade: "Una tercera guerra mundial constituye una perspectiva catastrófica y no sólo para los países beligerantes, sino para el conjunto de la Humanidad". Reflexionen sobre ello- ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens