Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
28 abril 2020 2 28 /04 /abril /2020 10:35

Los plumíferos y articulistas, que estamos tan profundamente ocupados en estos tiempos desabridos, tenemos algunos autores-muletillas en los que nos apoyamos (a veces sin estar seguros de que la frase es de ellos realmente: la tradición hace que muchas citas de personajes históricos o grandes autores sean en realidad de otros autores, más humildes o anónimos). Uno de ellos es Churchill, quizá por el paralelismo de la situación bélica en la II GM con la actual, sitiados y diezmados globalmente por un virus, con la economía en la UCI. Una de las frases que supuestamente dijo el orondo y enérgico primer ministro británico (premio Nobel de literatura, por cierto) fue: "Esto no es el final, ni tan solo el principio del final; pero tal vez sea el final del principio". Sentido común y percepción realista en una sola frase. Que además nos viene que ni pintada para esta situación que vivimos tras el mediocre comienzo de "desescalada", con los niños en las calles y bastantes incumplimientos de las normas. Y por cierto hay muchas voces de facultativos sugiriendo que la salida de los niños ha sido algo prematura y que la no salida de los mayores de 65 ha sido postergada en demasía. No entro ni salgo en estas reflexiones. Por un lado los niños son  criaturas de gran adaptabilidad, pero por el otro, eso también depende de factores variables como el tipo de hogar,  relaciones familiares, situación económica, cultural y social, etc. 

Uno de los requisitos que sugiere la OMS para encarar con garantías una normalización relativa de los usos sociales, dice: "que las comunidades estén plenamente informadas, educadas, comprometidas y capacitadas para ajustarse a las normas". ¿Cumplimos esa exigencia? Seguramente la mayoría sí. No dudo de la resistencia y solidaridad de nuestro pueblo. Pero dudo del demonio que muchos llevan dentro, ya sea chulería, prepotencia o estupidez (a menudo van juntas). Tampoco el lenguaje de los políticos, los que gobiernan y los que pierden el aliento y la vergüenza por gobernar, ayuda a tener una actitud racional y seria frente a la cuestión. Por favor controlen su lenguaje, señores (y señoras). No amenacen ni adoctrinen ni sermoneen al personal, la mayoría ya somos talluditos.  Apelen al sentido común, al de responsabilidad y al de solidaridad. E informen sencilla y claramente. Eviten las predicciones  y proyecciones alarmistas. Y los demás, el pueblo llano,  hay que adaptarse a la situación según esta vaya variando y aprendamos a afrontar la desinformación o falsa información con espíritu crítico. No nos queda otra. 

 

Alberto Díaz Rueda

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens