Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
30 junio 2020 2 30 /06 /junio /2020 18:17

Oportunidad perdida. Y de las que hacen historia. La gestión económico-política de la pandemia nos ha burlado de una de las pocas ventajas que podía haber tenido esta desgracia de casi todos. La de obligar a las grandes fortunas a que tributen de una forma más justa y solidaria de acuerdo con sus enormes ingresos. Una de las medidas prometidas por el Gobierno de izquierdas que, una vez más, ha dejado ver sus costuras neoliberales y de servicio al capitalismo, ha sido apeada limpiamente y con cierta discreción (aunque ahora ya no se ocultan, tienen la desvergüenza de los cínicos y de los que rara vez han dado un palo por debajo de un buen sueldo o sinecura) del programa político-económico para afrontar la crisis. Como en 2008, las grandes fortunas van a salir indemnes o enriquecidas de la crisis brutal que ya tenemos encima. Perdónenme, he sido de izquierdas desde la adolescencia y padezco el síndrome de la vergüenza ajena y la decepción idealista. Que no nos vuelvan a decir que Hacienda somos todos. Ahora que somos cada vez más pobres (y hay que ceñirse más fuerte el cinturón, con la que va a caer) resulta casi una afrenta que nos digan algunas fuentes bastante fiables que hay 190.000 millones de euros en paraísos fiscales  tras una serie de empresas y millonarios españoles y como alguien calculó, el 20 por ciento de los ciudadanos más  pudientes de nuestro país paga a Hacienda el mismo porcentaje impositivo que el 20 por ciento más necesitado: así que a un mileurista con familia ese porcentaje le supone llegar a fin de mes más que justito, si llega, en tanto para el rico es más o menos lo que le cuesta una cena con la secretaria de su socio.

La señora Calviño y el PSOE a través de su ministra de Hacienda (¡hace poco hablaba en estas páginas de mi esperanza hacia un poder femenino!, libre de la ceguera que imprime la testosterona! ) juegan a favor de una España millonaria, mientras que la iniciativa de UP naufraga y la Comisión parlamentaria para la Reconstrucción subvierte sus términos y se convierte en C.P. para la Sobre-Reinstauración de las grandes fortunas, tras una crisis que a muchos les ha enriquecido más y que al resto del pueblo español lo ha empobrecido hasta límites que están por ver.

Es preciso más dinero para las arcas públicas pero, por los clavos de Cristo como diría el clásico, dejen de sacarlo de donde casi no queda, las clases medias-bajas, las Pymes, las clase bajas-media,  el funcionariado de base, las profesiones liberales y pequeños autónomos o los jubilados que parecen sufrir una modalidad estatal más lenta pero semejante a la política de exterminio de la pandemia sobre los ancianos. El impuesto a las grandes fortunas supondría una inyección de 11.000 millones de euros a la Hacienda Pública y el impacto sobre dichas fortunas no provocaría ningún menoscabo serio a su potencialidad. Por favor, dejen de decir que Hacienda somos todos. Como en la distopía de Orwell, “todos somos iguales, pero unos más iguales que otros”.

Hay días en los que después de leer la prensa e indagar sobre la actualidad, llego a una conclusión amarga y semejante a la que Ibsen hacía exclamar al íntegro Dr. Stockmann en “Un enemigo del pueblo”: “He descubierto que las raíces de nuestra vida moral están completamente podridas, que la base de nuestra sociedad está corrompida por la mentira”.-

ALBERTO DÍAZ RUEDA, escritor

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens