Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
11 agosto 2020 2 11 /08 /agosto /2020 09:45

Los griegos llamaban "hybris" a la desmesura, un impulso, soberbio y sin límites. a hacer el mal por codicia, ambición o prepotencia. Se apoderaba de los poderosos, proclives al narcisismo y la impulsividad, la presunción de invulnerabilidad y la abyecta seguridad de ser intocable. En aquella época era un asunto que se relacionaba con reyes y dioses y solía acabar trágicamente. En estos tiempos pseudo democráticos, la hybris se apodera del pueblo llano o de sus planos gobernantes y los resultados son igualmente catastróficos para todos. Cada país tiene su particular forma de "hybris". España, a imagen y semejanza de sus políticos, "elegidos" democráticamente, se corrompe rápidamente por una "hybris" casera, vulgar, codiciosa, insolidaria e irresponsable.

La "hybris", ese impulso reactivo y demoledor se ha apoderado del país a consecuencia del Covid y la tardía y confusa gestión global -gobierno, autoridades y administrados, plebe- porque se ha entronizado el miedo y la imposición por un  lado y la rebeldía sistémica y la simple idiotez egoísta por el otro. A estas alturas ha quedado claro que no hay nada claro en la gestión de la pandemia y del  coronavirus omnipresente. Ni el confinamiento de todo el país deja de ser una medida discutible y onerosa, ni es cierto que no existieran medidas urgentes que de haberse tomado en su momento hubieran evitado la desmesura en las consecuencias económicas, humanas y sociales, ni está surtiendo efecto el panel de medidas sanitarias obligatorias generalizadas, tal vez porque una parte de la población no las sigue, otra no sabe hacerlo y los que cumplen tienen complejo de tontos asustados en el mejor de los casos y de jueces vengativos vociferantes en el peor.

La "hybris" española es una especie de "gripe española" del siglo XXI y como aquélla del XX, tampoco somos responsables de ella, sólo fieles servidores, gracias al descontrol y desmesura de nuestras reacciones, acciones y algarabías mediáticas. ¿Cuáles son los síntomas visibles de la "hybris" en nuestro país?. Coja el móvil, la tablet o el ordenador, conecte el televisor o, si es de otra generación, lea cualquier periódico o revista, preferiblemente los más partidistas. Simplemente escuche, vea o lea: hay una catarsis nacional en forma de sopa o caldo mefítico de insultos, descalificaciones, supuestos documentos secretos, noticias nada contrastadas pero escandalosas, irritación y frustración por doquier, un escándalo feroz de niños malcriados que creían poseerlo todo y ven que sus seguridades y comodidades se desvanecen como humo, no hay institución, poder o símbolo nacional que se salve de la quema (con todos sus defectos, es mejor tener algunos de ellos, aunque controlados, que derribarlos a todos) y en la hoguera también arde -como en las de los nazis- no sólo la cultura, la ecuanimidad, la honestidad y los conocimientos, sino el simple y valioso sentido común y peor aún, el sentido solidario de la humanidad. Estamos rebasando los límites. La "hybris" nos posee. Hay que cambiar de actitud. Pero si "los de arriba" no comprenden con humildad e inteligencia que están siendo rebasados, ¿cómo van a entenderlos y apoyarlos los ciudadanos?

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens