Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
20 octubre 2020 2 20 /10 /octubre /2020 09:17

LOGOI 171

IRA DEORUM

Los antiguos griegos (los abuelos de la civilización europea, los romanos fueron los padres) solían  tener un gran respeto por la "ira de los dioses", aunque también temblaban ante sus defectos, como la lujuria, la vanidad o la crueldad gratuita.Muchos creían que la guerra de Troya la provocaron los del Olimpo porque estaban hartos del griterío, el desequilibrio y el bullicio de los mortales. Era una manera de disminuir la población, cuyo exceso causaba los mayores males. Para los babilónicos el Diluvio fue cosa de los dioses ante el aumento de la población humana y su mal comportamiento. Casi todas las mitologías conocidas, desde la asiria, a las nórdicas o a las hindúes o las aborígenes australianas  o norteamericana (incluso el cristianismo y el judaísmo con el Diluvio) califican de “castigo divino” las hambrunas, la peste y otras epidemias que diezmaban la población ya sea a causa de las vidas licenciosas, impías y desordenadas de los humanos o por los daños que éstos infligían a los bosques, los ríos o las montañas. El catolicismo no le fue a la zaga. En España hacíamos rogativas populares en las calles, tras el párroco y su cruz, para atajar las sequías.

En el fondo, las metáforas mitológicas esconden grandes verdades naturales: la ruptura del equilibrio de la naturaleza, en algunos de sus aspectos, por la labor codiciosa, depredadora, mezquina y abusiva, del hombre. En realidad hay una constante en los males que la Naturaleza nos inflige de una u otra manera: todos son respuestas directas o indirectas a esa falta primordial de respeto que el ser humano sigue manteniendo hacia la Naturaleza, a la que no considera un sujeto de derechos cuya violación redunde a la larga –o a la corta- en el propio bienestar humano y que está equilibrado con unas obligaciones y normas a la recíproca. Nos consideramos, sin ninguna razón que lo avale, el ser supremo de la creación. Vamos, el monarca absoluto para  el que los mares, ríos, lagos, montañas, bosques y la flora y fauna que existen en el planeta están a nuestro servicio y son el objeto de nuestras necesidades, caprichos y estupidez destructiva.En clave mitológica de la vida, el virus que nos aflige y de la manera globalizadora que se extiende y actúa, tiene todo el aspecto de ser debido a la “ira deorum”, una respuesta planetaria, ecológica, a nuestra desconsiderada explotación y desmedido consumo.

Si hacemos caso a Spinoza, el filósofo que sigue una tradición que empieza con Tales de Mileto (“todo está lleno de dioses”) y se extiende a Leibniz, Wittgenstein o a Russell entre otros, si acaso hubiera algo divino en este planeta, es la propia Naturaleza en todas sus manifestaciones. Incluido, entre ellas, al peor virus que existe para su supervivencia: el ser humano, ese animal dañino capaz de las mayores grandezas y las mayores ruindades.

ALBERTO DÍAZ RUEDA

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens