Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 noviembre 2013 1 11 /11 /noviembre /2013 08:14

15-anos-y-un-dia-cartel-1.jpg

De vez en cuando la cartelera permite, entre el fárrago habitual de estrenos hollywoodienses y otras flores extranjeras, recuperar muestras del buen cine español que se hace en estos tiempos de crisis generalizadas en el mundo de la cultura. La nueva película de Gracia Querejeta no es para lanzar cohetes, desde luego, pero tiene un tono general de calidad que no deja de estar a la altura de las comedias o dramas cotidianos que nos vienen de otras latitudes. Esta realizadora (hija del productor Elías Querejeta) logra en sus obras un ambiente intimista, cotidiano, con elementos poéticos y bastante ternura en los personajes, piezas tan destacables como "Una estación de paso", 1992, "Cuando vuelvas a mi lado", 1999 o "Siete mesas de billar francés", 2007, que intercalan a veces obras menores (alguna con polémica incluída como "El último viaje de Robert Ryland", que provocó los procesos judiciales con el escritor Javier Marías por llevar al cine una novela de éste cuya versión soliviantó al novelista).

En "15 años y un día", Querejeta nos habla de una historia mínima, anécdota de crecimiento de un muchacho, Jon (Arón Piper), un adolescente problemático que complica la vida de su madre separada (Maribel Verdú, excelente como siempre) hasta el punto que ésta decide enviarlo a pasar una temporada con su abuelo (Tito Valverde, en el mejor papel de su carrera a juicio de este crítico). Película bien planteada, aunque resuelta de una forma en la que la sencillez se convierte en una cierta atonía emocional y desemboca en una suerte de thriller casero que no se resuelve con la fuerza que sería de desear.

Lástima porque los ritos de paso que suelen hacer interesante el difícil curso de la pubertad a la juventud (acordémonos de "Los cuatrocientos golpes" del maestro Truffaut, por ejemplo), aquí se banalizan en exceso, aunque los elementos complementarios de la narración nos atraen y nos interesan a partes iguales. El guión de Santos Mercero es excelente incluso en detalles tan marginales y algo excesivos para la verosimilitud general de la trama como la relación entre la inspectora de policía y Tito Valverde, o la muerte del perro del vecino que molestaba a la mamá Verdú y que el chico decide propiciar. No obstante, todo sería permisible excepto, como ya apunté, el final y la resolución de la trama con el asesinato del joven quinqui en unas circunstancias poco claras.

El tono general, en contra de otras película de Gracia Q., no logra crear empatía entre los personajes principales y el espectador, salvedad hecha del personaje del abuelo, cuya actitud y comportamiento entronca con  algunos grandes secundarios del cine español, como José Bódalo o Estanis González, por ejemplo.

Así pues, película que roza el notable y muestra una vez más la salud y el vigor del cine español, siempre tan menospreciado en líneas generales y con las debidas excepciones. Un análisis más pormenorizado del filme podría darnos las claves de lo que falla en  esta película para alcanzar mayor calidad, pero dejemos aquí el comentario con esa nota y la espera de que el siguiente trabajo de Gracia Q. esté a la altura de su indudable talento.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens