Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
10 noviembre 2011 4 10 /11 /noviembre /2011 11:10

cakor-mortal.jpgOtra película de serie B destinada a consumo directo del mercado de dvd, aunque esta con una calidad que la pone muy por encima de la media de esas producciones que tienen una vida efímera en las programaciones de las cadenas de televisión .

En este caso el argumento gira en torno a una realidad preocupante en el mundo actual, la escasez de agua potable y el despilfarro y manipulación comercial que una necesidad tan básica está empezando a sufrir. La carestía de ese bien preciado y esencial, el agua provocará,  según un tratadista muy serio de problemas ecológico-politicos, que las guerras del siglo XXI y el próximo --caso de que lleguemos-- serán fundamentalmente guerras sobre la posesión del agua. Escenario apocalíptico que no está tan lejos de nosotros y de nuestra cultura depredadora.

La película nos habla de ese problema a través de algo que ya conocemos, el calentamiento global, los incendios y como consecuencia la carestía mayor de agua. Se trata de una producción australiana  basada en un hecho real, la sequia de hace un par de años que llevó la alerta máxima a una megaurbe como Sidney, sitiada por varios pavorosos incendios que avanzaban hacia el nucleo urbano. Para evitar herir susceptibilidades, la cinta sitúa el asunto en 2012 en Nueva Gales del Sur, el estado más poblado de Australia. El calentamiento global está provocando una brutal subida de temperaturas en todo el planeta, pero se ceba especialmente en Australia que lleva 247 días sin lluvia. El agua potable escasea, su precio ha subido (beber un vaso de agua cuesta 400 veces más que hace cinco años) y abunda el contrabando y la manipulación política de una necesidad tan básica. A pesar de eso y como suele suceder la población sigue con sus hábitos de derrroche. Como dice un personaje de la película, la periodista Susan Saphiro, "la gente cree tener derecho sobre el agua y en este país gastamos más 250 millones de litros de agua al año en lavarnos los dientes con el grifo abierto".

A eso sumamos que se declaran varios fuegos en distintas zonas de los alrededores de Sydney que, debido al calor y el viento avanzan a mucha velocidad rodeando la ciudad por tres frentes. La escasez de agua impide a los bomberos controlar los fuegos y pronto la situación se convierte en una catástrofe sin precedentes. Una periodista investiga el porqué de la escasez de agua cuando se han tomado medidas como la creación de plantas desalinizadoras. Aunque parece que la catástrofe se debe enteramente a la climatología hay algo que no cuadra en la falta de suministro de agua para combatir los incendios. Susan pagará con su vida la escasez de agua, junto a cientos de personas y muchos voluntarios y bomberos.

La película, trepidante y bien rodada, con escenas documentales de incendios pavorosos y escasos efectos especiales, muestra la agresividad de una situación de la que somos parcialmente responsables. Dirige Tony Tilse a un plantel de actores muy correctos, como Rachael Carpani, la audaz reportera, Cameron Daddo como el jefe del servicio de extinción de incendios y Georgie Parker como médico de urgencias. Historias personales complementarias van mostrando distintos aspectos del drama humano que la tragedia general va creando, con un ritmo bien medido que mantiene al espectador pendiente de lo que va ocurriendo. Muy aceptable y sugerente. Hace pensar en lo que estamos propiciando con un estilo de vida bastante equivocado y dilapidador.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens