Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
28 agosto 2012 2 28 /08 /agosto /2012 07:17

 

excursiones-6076.JPG

 

Fuerte y exigente subida al Montsagre de Horta por el histórico sendero de la Escalerola (con un pasado legendario de camino vecinal entre Horta y Pauls), con su paso algo expuesto sobre la roca, entre paredes verticales, no apto para personas con miedo a las alturas , a pesar del cable forrado que montañeros piadosos han instalado para ayudar a los más tímidos. No obstante y dadas las condiciones del sendero, creo que es preciso tener en cuenta el estado del tiempo antes de acometerlo. Ni en jornadas de lluvia o en las que sople el fuerte viento de estas tierras es prudente hacerlo.

El pueblo de partida es fronterizo con el Matarraña y forma parte de la Terra Alta tarraconense. Está a 363 m de altitud y se llama Prat de Compte. En la carretera nueva que une ese pueblo con Horta de San Juan, entre los km 24 y 23, veremos un desvío (a la derecha viniendo de Horta o la izquierda desde Prat) junto al barranco de Engrilló. El desvío está junto a una encina enorme y es una carretera rural asfaltada que se dirige directamente hacia los roquedales del Port por entre masías abandonadas, una granja en activo y terrenos cultivados, olivos y pinos. Menos de dos km de asfalto y comienza una pista de tierra recién arreglada y afirmada que sigue subiendo hacia el sur superando los desniveles del barranco citado, hasta un punto (Viloubás) donde pdoemos dejat el coche junto a unos cobertizos de piedra seca en buen estado, cerca de una balsa, un poco mas abajo a la derecha. A unos metros después del desvío a la balsa hay una fita que marca el comienzo de un estrecho sendero que se adentra en  el bosque. Enfrente nuestro, por encima de los árboles vemos los roquedales y cortadas del Salt adonde nos dirigimos por un camino cada vez más en pendiente (hace unas semanas, la pista se hacia impracticable unos 200 m antes). Estamos a 550m de altitud y ya podemos poner nuestros cronógrafos en marcha.

Lo primero es cruzar el barranco de Engrilló ( algún conocedor de este lugar me habló de torrentera de agua en años lluviosos, ahora está totalmente seco) y seguir un sendero cada vez más empinado que está señalizado con fitas de piedras y alguna que otra señal  de pintura roja. Nos rodea un bosque de encinas, algunos árboles frutales descuidados de la época en que todos estos lugares estaban habitados, y cruzamos un lugar más despejado llamado la solana de Mateu. Parece que en tiempos había por aquí una fuente (Sant Miquel o Bruna) de la que sólo quedan juncos y vegetación de ribera, pero ni rastro de agua. Senderos de labranza, carboneras y bancales de cultivos abandonados limitados con esos trabajosos margenes de piedra seca que uno encuentra por doquier. Nos encontraremos con un primer "eco" de grandes bloques de piedras --caidas de los cingles que nos rodean como murallas ciclópeas--, el sendero las evita y se enfila bravamente hacia lo alto, cruzando una fita pentagonal con las siglas MP.

Llegamos a una tartera de tierra y piedra descompuesta, empinada y algo resbaladiza que hemos de subir en diagonal (unas fitas nos orientarán para subir por el lugar menos arriesgado) hasta llegar a un punto en que nos desviamos a la izquierda bajo una roca puntiaguda. A nuestra izquierda, al pie de la pared blanquecina, hay fijado un cable forrado con cuya ayuda podemos subir, apretándonos contra los angulos de la roca, con una no muy alta pero vertical caída. Es el paso de la Escalerola, quizá el más delicado de la excursión. Es un paso estrecho, un poco aéreo, labrado en la roca calcárea y que hay que pasar con cuidado y atentos (poco recomendable con lluvia o viento fuerte, como dijimos). Más adelante tras unos minutos de desnivel fuerte llegamos a un paso entre rocas, una hendidura oblicua  y estrecha que merece una de las fotos más preciadas de la excursión. Seguimos subiendo con alguna que otra pequeña grimpada entre las rocas. El sendero mantiene la subida porfiadamente entre pinos negrales y se desvia a la derecha hasta llegar a la cabecera del barranco, un coll que roza los 1000 m de altitud. Desde ese punto la vista del barranco es muy hermosa y al fondo disitinguimos las tierras de Horta. Al otro lado, la mola Grossa, los pinares que la rodean, la pista que proviene del Prat y que lleva hasta el estanque de la Refoia, en el coll Roig,( del que hablamos no hace mucho en otra excursión) Estamos en los valles interiores del Montsagre, de donde parten numerosos senderos que lo cruzan en todas direcciones y llevan a Horta (por la bajada de Valero o la subida de la Mala Dona) hacia las Rocas de Benet por Arnes o, por el otro lado hacia Pauls o Alfara de Carles y en tierras de Beceite hacia Fredes.

Llegamos hasta el coll llamado del Avion (por lo visto hubo alli un accidente aéreo hace muchos años) y el sendero se dulcifica cresteando por terreno esquitoso, piedra gris destelleante, sin vegetación, hasta llegar a famoso Pilón o tosal de Engrilló con un vértice geodésico, una gran panorámica en todas direcciones y una caseta de vigilancia de incendios. La vista es muy hermosa y en dias despejados podemos ver a los lejos algunas cimas pirenaicas y en el valle  la extensión azulada de la terra Alta y las del Matarraña, con los pueblos blancos aislados, Calaceite, La Fresneda a lo lejos. A nuestros pies, la Mola de Atans, muy cercana, la bifronte punta del Agua y los Montsagres. Desde aquí podemos ir a buscar la bajada de Valero que nos lleva a la pista que por un lado, yendo hacia la derecha, a unos tres cuartos de hora, nos llevará al punto de origen. A la izquierda la pista nos dejaría en un punto muy cercano desde donde se accede en coche desde Horta si hemos tenido la precaución de dejar un coche en ese lugar antes de ir. con otro, al lugar mencionado de la carretera a Prat.

Los más audaces pueden desde el coll cercano a la ya citada cima de Avion, bajar una empinada cuesta hacia el barranco, giraremos hacia el sur frente a dos cingles de paredes verticales, en cuyo punto de encuentro cruzaremos frente a un pozo cubierto con una reja (pozo Rec) que nos lleva a la balsa de la Refoia (la más grande los Ports), caminaremos por la solana de la Refoia (hacia el noroeste) hacia la cresta de la Punta del Ortigó. Allí mismo comienza el Canal de l'Esterrosall  (justo bajo la punta de L' Esterrossall (de 900 m) que marca un camino poco apetitoso entre dos paredes brutales y una presumible caida en picado. Pero no es así. Bajamos a un sendero estrecho que va hacia la izquierda, justo junto a la pared del cingle. Comienza una bajada con algun punto de desgrimpada. Hay que estar muy atento y evitar empujar rocas que puedan herir a quienes van debajo nuestro. La bajada impresiona y tiene la fuerza ciclópea de los grabados de Alberto Durero. Ojo con la encina enorme que parece colgada del barranco, allí hay que dejar la tartera (que se despeña pocos metros mas delante) y nos desviamos a la derecha hacia la pared de otro cingle. Abandonamos la primera  canal y vamos a buscar la segunda que nos llevará al pie de un segundo single por una tartera que requiere toda nuestra atención hasta dejarnos a pie de pista. La seguimos hacia la izquierda y comienza una larga caminata en lazadas hasta llegar al lugar donde hemos dejado el coche. Calculemos unas 4 horas para hacer la vertiente de Valero (en caso de tener dos coches) y casi 5 para la opción del Canal de L'Esterrossall.  Belleza y emociones a tope en ambos. Asegurado

 

 

 

NO SE PIERDA

El pueblo de Prat de Compte. merece una visita atenta y tal vez una comida en la  fonda  situada en la entrada de la población, no muy lejos del centro de información de los Ports, donde facilitan información de las numerosas excursiones que se pueden hacer por la zona.  Uno de los puntos más agradables es la ermita de la Fontcalda, al pie de las pozas del rio Canaleta (que bien merecen un baño) al que se puede llegar aprovechando el trazado de la Via Verde o el paseo circular por el Vall de la Jepa. Si hace esta excursión por los días de la Virgen del Pilar en octubre, no se pierda la fiesta del Aguardiente. El pueblo tiene fama por sus destilerías y la calidad de su aguardiente.

 

 

DOCUMENTACION

Como de costumbre hay que recurrir los mapas de Els Ports 1:30.000 editados por Piolet, el del IGN de Horta de San Juan o los mapas de la terra Alta editados por ICC. Aconsejo también el librito "Guia de Prat de Compte" de Joan Hilari Muñoz, editado por la Diputación de Tarragona y que están disponibles en librerías especializadas y en la Librería Serret de Vallderrobres.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens