Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 agosto 2013 1 12 /08 /agosto /2013 07:22

Robertson Davies cierra con "El mundo de los prodigios" su trilogía de Deptford. En esta última entrega (no es ningún problema acercarse a este autor sin respetar demasiado el orden de la trilogía, las novelas pueden leerse independientemente) Davies nos cuenta la vida del hijo de la enloquecida muchacha que le dio a luz prematuramente a causa de una pedrada propinada por un niño, padre del protagonista de la segunda novela, "Manticora", que en realidad apuntaba a otro niño, Ramsay, que es el protagonista de la primera, "El quinto en discordia",  y que en esta última es nuevamente el narrador, aunque deja la voz cantante al gran mago Magnus, el bebé prematuro que ya se ha hecho mayor y célebre, que cuenta a un grupo de personas los dramáticos avatares de su vida. Todo esto parece muy enrevesado, permítanme la broma, pero lo cierto es que no lo es en absoluto y los personajes, muchísimos, tienen tal fuerza y están tan magistralmente descritos que lo que podría haber sido un melodrama se convierte en una novela de tesis, con análisis sorprendentes sobre los hombres y las mujeres que pueblan las tres novelas y sus patéticos esfuerzos por ser felices o al menos por dejar de ser tan desgraciados, entre un pasado inaceptable y un futuro poco satisfactorio. El amor, la amistad, la inteligencia, la maldad, el sexo, la estupidez, la grosería más salvaje y la ternura más delicada, son tratadas en estas novelas con una ironía salvadora, un sentido del humor inteligente y un dominio de los recursos narrativos como contados autores suelen ofrecer a sus lectores. Ayer dediqué la tarde a terminar la lectura de esta novela. Por la mañana visitamos el Monasterio de Rueda, junto al Ebro, magnificamente remozado y convertido en un Parador aragonés de lujo. El paseo por las antiquísimas instalaciones del monasterio, si uno se abstrae de las reformas, es en sí mismo una lección de historia. Dudo mucho que el entorno inmediato del monasterio, el río, las majadas, el batán en forma de gigantesca rueda, las huertas fértiles de la orilla, la sequedad calcinada de los montes de alrededor, toda la austeridad del paisaje aragonés cuando no hay un río cerca, hayan variado mucho de los tiempos lejanos en que los monjes cistercienses lograron crear en este lugar una próspera comunidad religiosa y artesanal que pobló los alrededores de pueblos deudores de la riqueza natural del monasterio. Un sol de justicia nos hizo abreviar la visita y el encantamiento que el lugar produce. Fue el broche de oro de la semana de caminatas por el Ebro. Una caminata que es, en algunos momentos, un mundo prodigioso. Lástima que uno no tenga la maestría de Davies para contar las historias que imaginé  durante los largos andares por el Camino.

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens