Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 enero 2014 4 23 /01 /enero /2014 10:03

agosto-cartel-1.jpg

Vi la pieza de Tracy Letts (ganadora de un Pullitzer en 2008) en el Teatro nacional de Cataluña hace dos años, interpretada por los mejores actores y actrices de la escena catalana del momento y el año pasado en el montaje de la Compañía de Tetaro Clásico, en castellano. En ambas ocasiones con un éxito enorme de crítica y público. Y es que la obra de Letts tiene toda la fuerza, el descaro, el ingenio y la fuerza humana de los grandes dramas. Era cuestión de (poco) tiempo que alguien se atreviera a llevarla a la pantalla. El hábil y multifacetal actor, guionista y productor John Wells, dirige su primera película contando con un excelente plantel de buenas actrices y actores y con el apoyo de producción de George Clooney y Grant Heslov y un guión que también firma el autor de la obra.

El resultado está a la altura del desafío. La agobiante, crítica, oscura y al tiempo brillante trama responde bien en la pantalla como lo hizo en los escenarios, con una sola reserva: los gritos y excesos actorales de la obra, en el escenario son más aceptables que en la pantalla, donde los primeros planos y la ficticia cercanía del espectador requería una cierta contención que se adaptara más a un medio que tiene sus propiao código, grandezas  y servidumbres. No es así y Wells permite que sobre todo las dos protagonistas principales de la obra, una madre adicta a los fármacos y una hija dominante y seca, ambas con una dramática historia personal a cuestas, se desmelenen al conjuro de sus frustraciones, su dolor y sus mezquindades.

El disminuido patriarca de la familia desaparece y ante el conjuro de esta huida, las tres hijas del matrimonio, más la hermana de la protagonista y sus respectivos maridos (todos elementos de segundo orden: es un drama de mujeres) se reúnen en la casa familiar para afrontar esa desaparición que pronto desemboca en un presumible suicidio. Pero Wells es un director de rara madurez dado que es su primera pelicula como director. No hay grandielocuencia en las imágenes, todo tiene un aire cotidiano, banal y vulnerable que redunda en la credibilidad de la trama. Las imágenes panorámicas, lentas y hermosas de las llanuras de Oklahoma, le sirven a Wells para contrapuntear la claustrofóbica vivencia coral en la finca aislada. Entonces, cuando pasa de la belleza de un atardecer a la rabiosa afloración de pasiones y sentimientos, de secretos de alcoba y de miserias humanas, al director se le va la cosa de las manos y el espectador parece quedar inmerso en la "hybris" de la tragedia griega, donde todos los desastres son posibles.

Y es que resulta muy difícil poner un cierto coto a la desmesura de Meryl Streep (con su aspecto patético y rabioso de enferma de cáncer de boca) o de la dura y exasperada Julia Roberts. Chris Cooper, Dermot Mulroney, Ewan McGregor o Benedict Cumberbatch (lejísimo de su fabuloso Sherlock Holmes de la pequeña pantalla) da ajustada réplica a las feroces bacantes que integran el elenco, además de las dos grandes citadas, una no menos brillante Margo Martindale, en el papel de hermana de Meryl, Abigail Lewis y Juliette Lewis. Combates interpretativos que dejan al espectador exhausto, mecido o sobresaltado por la magnífica banda sonora firmada por Gustavo Santaolalla.

La corrosiva historia familiar, en la que los vínculo paterno-filiales o los fraternales son sólo la excusa para abrir la caja de Pandora de los reproches, la mezquindad y el odio, "Agosto" se configura como  una película que atrae como atrae una hermosa flor venenosa a los insectos y que no llega a ser una cinta excelente debido a que le sobra una pizca de exceso interpretativo. Uno se pregunta qué hubiera hecho Liz Taylor y Richard Burton  o Dustin Hoffman con un guión como este y con el tipo de director que les hizo triunfar a ellos. Pero, en todo caso, no es el guión el responsable de los excesos. Y, en definitiva, vale la pena (y nunca mejor dicho) sentarse ante la gran pantalla y dejarse llevar por este dramón excesivo, al que le sobran aspavientos y le falta un poco de contención.

 

     

   

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens