Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 agosto 2013 5 09 /08 /agosto /2013 07:27

Desde Tudela a Buñuel la caminata sigue bajo las coordenadas típicas en este Camino Natural: escasas señalizaciones, postes nada indicativos o aclaratorios de dónde estás, hacia donde te diriges o los kilómetros por recorrer o los recorridos y los nombres de los pueblos.De tarde en tarde un panel amplio donde si es posible hacerse una idea de conjunto de lo que estás haciendo. ¿Tanto costaba poner en las fitas de madera algún dato específico del lugar donde estás? Ya sabemos de sobra que estamos haciendo el Camino del Ebro. Nos interesan datos locales. En fin, como suele suceder en este país, los encargados de llevar a término las infraestructuras de este tipo de actividades, suelen ser gentes de despacho y política más que caminantes experimentados o geógrafos con sentido común.

A una hora de Tudela nos encotramos con el paraje protegido de El Bocal Real, donde nace el soberbio Canal Imperial de Aragón. Lugar donde un geógrafo e ingeniero del siglo XVIII, Ramon de Pignatelli diseñó una presa de compuertas para forzar al Ebro a dividirse en un canal que llevaría el agua a lugares secos de Aragón y que aun se conserva en todo su esplendor. Fue diseñado como navegable y debía llegar hasta el mar (una idea del rey Fernando el Católico) aunque terminó su viaje mitico en Fuentes del Ebro tras 110 Km de andadura a finales del siglo XIX. En el mismo paraje se ecuentra el Palacio de CarlosV (siglo XVI y reformas del XVII) y otra presa y casa de compuertas que fue destruida por una riada en 1722. Todo el conjunto rodeado de jardines a la moda fracesa y paseos umbríos a la vera del río. Allí nos extasiamos ante un roble majestuoso de más de 15 metros, el milenario Roble Yayo.

En Buñuel damos con una Fonda que parece surgida de alguna película del ilustre director maño de ese apellido. La fonda podría ilustrar la cansina vetustez ramplona de "El oscuro objeto del deseo" y uno podría encontrarse en uno de los oscuros pasillos con el barbado caballero rijoso que interpretaba un genial Fernando Rey. Una minihabitación con dos camas con colchas floreadas, un enorme armario de melamina hortera, un televisor empotrado y eso si, servicio de wi-fi. Para ducharse es preciso estar en buena forma, ser medio contorsionista y confiar en el sentido del equilibrio. El precio (nada barato) fue acordado con aires de chalaneo con el propietario, un tipo de pelo grasiento ensortijado con aires de gitanillo astuto. En el fondo estamos encantados. Todo es, como diría el bueno de Silvestre Paradox (personaje de Baroja), "muy auténtico" o el gran Max Estrella de "Luces de Bohemia", "profundamente estupendo".

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en comentario literario
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens