Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 marzo 2014 3 05 /03 /marzo /2014 08:21

al-encuentro-de-mr-banks-cartel-2.jpg

  John Lee Hancock dirige "Saving Mr. Banks" (otro titulo deformado por la traducción, "traducttore, tradittore"), con mano no muy firme, rozando la sensiblería mojigata del mundo de Disney pero sin caer en ella, más bien dejándose llevar por la figura ácida, problemática, acomplejada y compleja de Pamela Lyndon Travers, la escritora inglesa que creó a "Mary Poppins", la niñera mágica, recogiendo --como hacen casi todos los novelistas en algún momento de su carrera-- personajes basados en los de su propia y conflictiva memoria familiar.

Las razones y la historia que concierne a las difíciles y tortuosos intentos de Walt Disney de conseguir los derechos para llevar "Mary Poppins" al cine de su autora, muy consciente del mundo almibarado de Disney que ella no deseaba para su obra, una oscura crítica freudiana de la familia --seguramente inconsciente para la misma autora-- cuyas incidencias nos va sirviendo Hancock con un flash back que simultanea con la historia de la relación amor-odio entre la Travers y el magnate de la animación. Con un Tom Hancks magnífico (mucho más relevante que el heroico personaje del Capitan Philipps, pero el Oscar no entiende a veces de calidades sutiles) y lleno de sugerencias y recodos (sorprende  y hay que felcitar a la Disney, productora del filme, por respetar la matizada estampa del prócer que nos brinda la película, en la que se apuntan pero no se plantean las oscuridades del magnate).

Más conseguida en los rifirrafes del proceso de adaptación de "Mary poppins", con la escritora enfrentándose al equipo Disney, que con los momentos biográficos apuntados, la gran baza de la película se haber escogido a la genial Emma Thompson como protagonista. Su composición oscila entre lo inflexible, inabordable, lo amargo, irónico o sarcástico, una figura rígida y antipática, pero al mismo tiempo dotada de una cierta ternura y vulnerabilidad (magniíica su relación con el chófer, un Paul Giamatti como siempre superior). Dulcerías aparte, "con un poco de azucar cualquier píldora tomareis" la película tiene encanto y se inscribe en la moda "retro" de volver a viejas glorias de otros tiempos para disimular el desierto emocional de las de hoy.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens