Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 mayo 2013 3 22 /05 /mayo /2013 09:19

amor-es-todo-lo-que-necesitas-cartel.jpg

 

Excelente melodrama costumbrista de la danesa Susanne Bier donde destaca la fina mirada de esta realizadora que gustó al mundo con su  "En un mundo mejor" (oscar 2011 a la mejor pelicula extranjera), que ya hemos comentado en estas páginas y que narraba el drama interior de una familia danesa desestructurada por la muerte de la madre, con un padre médico en una ONG africana y los problemas de éste con su hijo adolescente en Copenhague y el desequilibrio emocional del chico en el ambiente conflictivo del colegio. Aqui se planteaban temas de hondo calado como el verdadero valor, la violencia, la capacidad de empatizar, la atroz posibilidad cotidiana del terrorismo, la inocencia y el desencanto de la madurez.

En "Amor es todo lo que necesitas" (un título innecesariamente tópico que  resta fuerza a las previsiones sobre la película) la Bier juega con cartas seguras y no sólo en el aspecto tematico: las relaciones matrimoniales fallidas por una u otra causa, los corazones rotos con dífícil solución, el cáncer como reto de superación personal y los tópicos de las bodas como evento social y revolución personal (con tomas de posición vitales inesperadas  que fuerzan elecciones precisas y poco cómodas, pero necesarias y valientes).

Podríamos definir  de "tierno y empático " el carácter de la mirada de esta directora hacia sus intérpretes principales, tres parejas en diferentes momentos de su trayectoria, los jóvenes novios, los padres de ella  y el padre de él, Philip, un ingles resabiado interpretado con su habitual contención por el ex James Bond, Pierce Brosnan (que en todo momento parece remitir a un papel extrañamente semejante en " Mamma mía, la película", cinta delirante con más elementos de comedia loca que la que comentamos, mucho más ácida y melodramática).

La escritura argumental es clara y decidida desde el principio cuando vemos en e, jhogar danés de los padres de la novia, la infidelidad del marido a su esposa, Ida, que acaba de terminar el tratamiento de un cáncer de mama que ha obligado a una mastectomía) y el arrojo personal y carácter positivo que ésta muestra en todo momento. Inmediatamente, en el aeropuerto para coger el vuelo a Italia, se produce el choque casual (y no es un término inadecuado) entre Ida y Philip, que comienzan con mal pie la  relación a pesar de descubrir que son los padres de los novios, que se casan en Italia donde Philip posee una hermosa finca. A partir de ahí asistimos a los preparativos de la boda, en la que aparece el marido de Ida con una joven que no deja de proclamar que es la prometida del padre de la novia. Con este desabarajuste casi vodevilesco la película entra en un terreno costumbrista crítico y bastante duro: descubrimos todas las miserias que flotan y se entrecruzan entre los asistentes principales, pero al mismo tiempo va despejándose la relación entre Ida y Philipp, ya que ambos descubren el otro aspectos de humanidad, empatía, fuerza y honestidad, alegría y humor que no sospechaban.

Un exceso de postales, puestas de sol, calas maravillosas, rincones llenos de encanto, frivolizan demasiado el tono dramático de los críticos momentos que nos narran (que no vamos a contar para dejar que el factor sorpresa no deje de existir) en los que hay estampas amargas y momentos patéticos, agresividades verbales y secuencias que rozan lo patético o el ridículo. Pero todo ello muestra sin ambages la dureza del drama familiar que se vive en el idílico lugar y la frescura espontánea y amable del amor que está naciendo en dos personas devastadas emocionaomente pero con maneras distintas de afrontarlo.

Tópicos arquetípicos en la narración, como la cuñada grosera, mal educada y pesadísima o el joven "amor" del maduro marido de Ida, una joven toda inconsistencia, frivolidad y vulgaridad a tope, acompañados de elementos de relleno como el hijo militar de Ida o la hija paranoica de la cuñada de Philip. 

Pierce me convencía más como James Bond o en la citada "Mamma mía" y quizá lo que me parece prematura y mal explicada sea su evolución de mísántropo despótico y antipático a amante virtuoso (mientras que el marido de Ida, su rival, es auténtico en su vulgaridad). Quizá la mejor baza de Susanne Bier sea la protagonsita elegida. Trine Dyrholm es un prodigio de sencillez, frescura, humor y fuerza interior (que parece desbordar en la ingenua mirada de sus grandes ojos azules). Me ha parecido una interpretación modélica que desde el principio logran meterse al espectador en el bolsillo y llena de humanidad y emoción todas las secuencias donde interviene, merendándose sin problemas la carismática presencia de Brosnan y de cualquier otro que se  pone junto a ella.

Hay tanta ternura en Trine Dyrholm (y en su directota por supuesto) que la película se convierte en un paradigma gozoso de cine realizado e interpretado por mujeres. La película deja un regusto amable en la boca y en el espírtu. Y eso es algo que difícilmente nos suele proporcionar el cine actual. Por tanto, bienvenida esta película .Y no se la pierdan.

 

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - en cine - teatro - opera
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens