Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
13 febrero 2013 3 13 /02 /febrero /2013 10:43

anna-karenina-cartel1.jpg

Soberbia adaptación de la "Ana Karenina"  de Tolstoi, dirigida por Joe Wright. Es una de las más inteligentes versiones que he tenido el placer de ver sobre una de las novelas más dramáticas y redondas del gran escritor ruso (aconsejo a mis lectores que hagan una "Jornada Tolstoi", visionando esta película en el cine y alquilando luego en el dvdclub "La última estación", dirigida en 2009 por Michael Hoffman sobre una obra de Jay Parini, con un Cristopher Plummer realmente genial como un Tostoi que vive sus últimos días de vida en una lucha contra la avidez económica de su esposa y su propia vocación humanitaria, que pretendía legar sus obras al pueblo ruso.).

Desde las primeras secuencias nos damos cuenta de que Wrigth ha realizado una obra distinta, imaginativa y teatral (en el mejor sentido del término) de un clásico, dando prueba del camino que deberían seguir las numerosas adaptaciones a los clásicos de la literatura o el teatro con que el cine nos intenta sorprender.

Wrigth ha convertido su película en una obra cinematográfica de referencia para todo aquel que ame las versiones del cine de los grandes clásicos de la literatura. Ese comienzo de opereta --parece que estemos viendo una versión de jocosa de "El bartbero de Sevilla" y el juego escénico brillantísimo en el que desarrolla la acción, cambios de escenario ante el público, conexión de los actores con la dinámica acelerada de escenas, attrezos y vestuario ante la cámara, transiciones fílmicas geniales como el tren de juguete que se convierte en un tren circulando por la estepa rusa con Anna en su interior, van creando una bellísima trasposición de artificio teatral en imagen realista que mantiene hipnotizado al espectador ante una pantalla de un cromatismo salvaje y una música perfectamente adecuada.

Una aparente comedia musical que no olvida los dramas personales y el trágico desarrollo del fin de Anna Karerina ( Keira Knightley) y su explosivo amor por el oficial pagado de sí mismo (Aaron Johnson) y el sufrimiento estoico y profundo de su esposo Karenin (excelentemente interpretado por Jude Law), sin olvidar los dramas tangenciales que el genio de Tolstoi oponía y contrastaba con el principal. Secuencias como el ministerio y sus burócratas con movimientos de ballet o el baile de sociedad con una cámara convertida en danzante o la cascada de papeles rotos que se transforma en nieve, crean unos momentos visualmente mágicos que no entorpecen la marcha trágica de la historia.

Torturados y tortuosos, los personajes de la novela van desfilando ante el espectador como elementos de una falsa comedia que anuncia su brutal desenlace, sin menoscabar la sensualidad y la pasión de Anna Karenina y su amor enloquecido y, por supuesto, sin caer en moralejas moralizantes a pesar de reconocer la injustas --arbitrarias y tradicionales-- diferencias de trato hacia hombres y mujeres ante los mismos "pecados". Infidelidad, pasión, locura, suicidio, el drama de la inovidable Anna Karenina está servido. Esta vez con un lujoso disfraz de comedia musical y de teatro dentro de la vida. No se la pierdan.

 

 

 

 

 

 

Joe

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens