Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
8 julio 2011 5 08 /07 /julio /2011 10:00

barba2.jpgBarba Azul y sus mujeres en el Liceo con el habitual público entregado a la voz potente de Katarina Karnéus y su presencia sólida, con Un Barba Azul (José van Dam), que no logra imponer su presencia amenazadora y también vulnerable y el resto de la mujeres sometidas, encerradas en las cavernas del castillo, con sus vestimentas blancas y su gesticulación rabiosamente patética (cómo se echa de menos un director de actores que sepa superar la dicotomía cantante-actriz en la ópera). Momentos muy bellos musicalmente hablando, una música que atrae con la eficacia que Paul Dukas ("El aprendiz de brujo") suele imprimir a sus partituras. Murió en 1935 con 69 años. Se suicidó no sin antes quemar parte de su obra. Un auto de fe destructivo que nos habla de un hombre atormentado incapaz de dominar las fuerzas internas que asolaron su vida, marcada por una autoexigencia que rozaba la patología.

"Ariane et Barbe-Bleue", texto de  Maurice Meterlinck, la única ópera del autor, desarrolla la figura mítica del tirano misógino que Perrault rescató de un turbio personaje histórico Gilles de Rais, un asesino en serie. Aquí la esposa liberadora, Ariane, logra derrotarle pero se enfrenta a una edición siniestra del "síndrome de Estocolmo" elevado a pretexto ¿romántico? por el cual las cinco liberadas desdeñan la libertad para entregarse de nuevo al cuidado del ídolo ¿caído? .  De nuevo uno echa en falta mayor enjundia literaria y psicológica en los libretos de las óperas. Las voces, la música, salvan la función y hay que enfrentarse a la lógica del género.

La partitura de Dukas es densa y exigente, sobre todo para la cantante que asuma el papel de Ariane, en constante duelo complementario con la orquesta, en este caso,  a mi parecer, bastante bien resuelto por  Katarina Karnéus.barbazul.jpg

La puesta en escena es sugestiva y refleja bien la claustrofobia y el horror del encierro de las mujeres, aunque comienza con un juego de puertas y luces que no logra rebasar la impresión penosa de casa de los horrores estilo new age. Y que sólo se salva por la voz de Ariane repasando las piedras preciosas de las joyas que encierra el recinto de cada una de las puertas de llave de plata que sí puede visitar y que ella desdeña, pues busca el contenido de la puerta de la llave de oro, donde deberá encontrar a las esposas desaparecidas.  Cada una de las piedras evocadas, amatistas, zafiros, perlas, esmeraldas, diamantes y rubíes tiene su textura musical propia y ahí brilla la música de nuestro autor.

Aun así, resulta interesante recordar a Mickey Mouse metiéndose en líos bajo la música trepidante, casi hipnotizante, del aprendiz de brujo. Dukas ha sido siempre relacionado popularmente con el filme de Walt Disney, cuando tanto su vida como su música provocan una intranquilidad y una sugestión muy poco alegres. Hay otra versión de este personaje siniestro, "El castillo de Barba Azul" de Béla Bartok. Pero en la de Dukas, la música sugiere una tensión y un horror cotidiano que es muy difícil de reflejar en las desvaidas actuaciones operísticas.

La obra de Dukas tiene un subtítulo bastante claro, "La inútil liberación", obviado en la presentación escrita de la ópera y que nos habla bien a las claras del nudo argumental que cierra la función y que requeriría un tratamiento psico-literario más profundo que desbordaría estas líneas. La ópera no nos habla de lucha de sexos, la sumisión femenina frente a la brutalidad masculina. Es otra cosa. Nos habla de la fortaleza de una mujer, que logra triunfar sobre el malvado, pero  que se convierte en fracaso por sus propias compañeras. Opera de mujeres con un mensaje contradictorio aparentemente: una mujer es el simbolo de la liberación, mientras que las otras cinco lo son de la sumisión y de la renuncia a ser libres y ellas mismas.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens