Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
29 abril 2012 7 29 /04 /abril /2012 07:55

battleship-cartel-1.jpg

Es que no tienen remedio.Cuando un norteamericano se pone en plan barras y estrellas hay que correr a esconderse o colrrer el peligro de toparse con el 7º de caballería, los marines desneuronados o, en este caso, la Armada en plan "La Marina te llama". Peder Berg podía haberse sacado del coleto un "Transformer" en plan guerra naval y todos los que aman estos videojuegos estelares pues ,!hala!, a disfrutar con el cerebro en estado de reposo y las palomitas invadiendo con sus grasas sobresaturadas nuestra panza. Pero no, tenía que dedicar un asombroso numero de miles de dolares en diseñar una producción que si no fuera por el despliegue de efectos especiales y los siempre resultones planos de los buques de guerra surcado el azul del mar, debería ser catalogada en el apartado de bodrios supermillonarios que de vez en cuando da a luz el inconstante Hollywood.

"Battleship", amigos, es un sonrojante producto masivo destinado a los jóvenes que quieran alistarse en la Navy. Prescindiendo de esa minoría muy localizada, no interesará a nadie más, excepto los consumidores obsesivos de palomitas, los que van al cine con su novia o similar y los que quieren comprobar a qué nivel de estulticia poueden llegar los guionistas y su reflejo en los diálogos que mantienen los supuestos actores.

Taylor Kitsch es el protagonista, joven alelado, estúpido y hortera (espero que solo sea su papel) de este engendro patriotero que podría haberse salvado con un poco de humor y otro poco de sentido del ridículo. Brooklyn Decker, la hija del almirante Liam Neeson (te apuntas a todo Liam, no siempre es una buena idea) pasea su palmito estilo playboy de una forma tan obvia que uno llega a añorar a Gracita Morales. El supuesto mensaje universalista, tan caro a este cine cuando nos plantea la lucha contra la destruccion de la raza humana,ahí es nada, se salda con algunas rafagas de telediarios en distintas lenguas, porque en la pelicula solo queda clara la presencia de Japón (y con la mayor desverguenza la cosa sucede en Pearl Harbour, ¿lo pillan? El enemigo ha dejado de ser el hermano nipón, ahora gastan cataduras más bien desagradable aunque antropofórmica y proceden de otra galaxia.

Y asi pasamos del interés que nos producen los muy buenos efectos especiales, al aburrimiento y verguenza ajena al conocer a los  protagonistas y al desarrollo de la historia intima paralela a la bélica. Todo es un juego de mesa, aquél de la guerra en el mar, tocado, hundido. El problema es que el espectador resulta tocado ya en el inenarrable comienzo de la película y resulta hundido total cada vez que la cámara pasa a los personajes humanos y se olvida de la batalla. En fin, hay bastante buen cine por ahí...¿lo pillan?, busquen y encontrarán.

 

 

 

 

    .

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens