Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
14 julio 2012 6 14 /07 /julio /2012 07:33

Being_Flynn-690434320-large.jpg

Tremenda película de vidas desnortadas, solitarias, violentas, tristes y a veces abominables, pero profundamente humanas en todo el espectro que va desde el suicidio, la soledad afectiva, el alcoholismo, la droga y todo ello -- esto las enaltece y las saca de las paginas de sucesos, envueltas por un ansia y ambición de tipo creativo, intelectual, literario y poético. Vidas de alcantarilla con ínfulas literarias (un malditismo de rancio abolengo en la historia de la literatura desde Baudelaire a Poe, Fitzgerald, Woolf o Malcolm Lowry, parte infima de una nómina extensísima) rozando siempre el border line que separa la creatividad del trastorno bipolar o la psicosis etílica.

La película que dirige Paul Weitz (autor también del guión adaptado) está basada en una obra autobiográfica del escritor y poeta norteamericano Nick Flynn, publicada en España por Anagrama y que responde al ilustrativo titulo de "Otra noche de mierda en esta puta ciudad". En ella se nos cuenta la existencia de Nick (Paul Dano) y de su siempre ausente padre Jonathan (Robert de Niro), un  taxista y despues vagabundo que proclama a los cuatro vientos que es escritor y que junto a Twain y Salinger forma parte de los tres mejores autores del país, de todos los tiempos. Supuestamente escribe una novela-rio que le lleva toda la vida y que le hizo abandonar a su esposa --una delicada y patética Julianne Moore (cuyo suicidio provoca la culpabilidad autodestructiva de su hijo: muy en la órbita de la excelente "Las horas") y a Nick, apenas un adolescente.

Volverán a encontrarse en situaciones disparatadas cuando Nick ya es un joven adulto (que también escribe) y que trabaja en el refugio para viejos pordioseros, borrachos y drogatas "sin techo" que son acogidos para evitar que mueran en las noches frías del invierno tendidos en un portal o en un parque.

La patética historia habla de ese padre extraño, pintoresco y a veces violento que busca en su sueño literario una razón para vivir por encima de la realidad angustiante y de su hijo que coquetea con la perdición hasta lograr regular y redirigir su vida por el camino correcto. "Venimos al mundo para ayudar a los demás" pregona un De Niro histriónico --que sobreactúa a menudo-- y su hijo lo repite, pero ninguno de los dos se comporta como si creyeran el mensaje que emiten. Los "flash back" en los que la Moore sustenta su intervención, siempre elegante, ligeramente fría pero muy cercana en su cansancio y su dolor, nos ponen al corriente de la vida de estos tristes personajes. El alcohol y la droga, la miseria y la soledad conforman el escenario en el que padre e hijo volverán a unirse, con un final vagamente esperanzador (De Niro, un racista violento, cogiendo al bebé que ha tenido Nick con su esposa negra) durante una lectura poetica de libro publicado por el joven.

No hay denuncia social o afán de compromiso moral o de intento de acercarnos afectivamente a la pareja de hombres. La exposición es anecdótica, incluso humoristica y fría. Asistimos a los excesos del viejo De Niro y la caida y resurrección del joven Nick, sin que ninguno de los dos nos conmueva en absoluto. Pero también hay sinceridad y la crudeza no alimenta más objetivo que explicar a los personajes y su dramática deriva. A pesar de su sobreactuación De Niro parece levantar un poco cabeza en su errática carrera de los ultimos años, aunque no nos llegamos a creer el lado creativo del personaje y Paul Dano pasea su dulce y desvaida expresión mostrando su vulnerabilidad y su tristeza.

 


   
   


   
    

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens