Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
31 marzo 2012 6 31 /03 /marzo /2012 07:11

blancanieves-mirror-mirror-cartel-7.jpg

"Amor es cuando alguien te pasa una patata" dice el enano Glotón, mientras los demás enanos del cuento lamentan que la princesa Blancanieves, jefa de la banda enanos salteadores provistos de pértigas que los convierten en gigantes saltimbanquis,  se haya enterado que la malvada Julia Roberts, quiero decir la reina, se case con el principe Encantador al que ha transformado en un perrito faldero --literalmente-- para  dominarle y reponer sus arcas dilapidadas en fiestas y saraos.  El amor, la aventura, el drama solo apuntado, el humor a paletadas, se cocinan en esta película con resultado no muy apetitoso. ¿Surrealista verisón del cuento de los Hermanos Grimm? Pues sí, además de algo divertida y bastante irreverente. Tarsem Singh, tras haber pasado por los excesos de "Inmortals", se ocupa de hacer una versión un poco gamberra del clásico infantil. Resultado, una película no muy infantil que seguramente divertirá más a los padres que a sus retoños

Tenemos peleas jocosas y nada sangrientas, unos ambientes recargados y surrealistas, acentuando voluntariamente su carácter de decorads, un vestuario bastante hortera, personajes clásicos transformados en cómicos de la legua, un desenfreno saludable aunque travieso y nada sutil y la presencia autoparódica y llena de humor cáustico de una Julia Roberts que no pierde la compostura y la belleza (ya un poco madura, pero rutilante) rodeada de actores y actrices con envidiable soltura (empezando con Lily Collins como la joven y combativa Blancanieves, muy lejos del pasivo papel timorato del cuento.

Grotesca, gótica, tenebrosa en ocasiones, siempre lindando el disparate humorístico, parece una versión adolescente de un Tim Burton en sus inicios, con un príncipe guapo y manipulable, el edecán (Nathan Lane) con un registro cómico magnífico (el mejor de la función) y los siete enanos, un conjunto magnífico que roza la provocación

Lo cierto es que en lugar de una versión moderna del clásico cuento nos encontramos con una visión original  aunque zafia en ocasiones, de lo que se puede hacer con un cuento con ánimo de juego irrreverente pero sin pasarse de rosca. Y ese es el principal defecto de la película: no llega a ser y conformar algo distinto, algo especial. Se pierde en un ritmo irregular que promete gamberrismo paródico y sólo lo consigue en ocasiones. No hay despliegues de efectos espciales y los pocos que se usan no superan la mediocridad, cosa que no importaría si a cambio el argumento y la realización fueran un poco más ingeniosos.En fin, película divertida para pasar una tarde de domingo con ambiente familiar, palomitas y ninguna pretensión

Y un consejo de salud psíquica: eviten si pueden el final tipo Bollywood con música pseudomovidita incluida y danzas sonrojantes.Ese gran actor llamado Sean Bean, haciendo de rey en un par de secuencias, parecía no creerse la escena que montan Blancanieves, el príncipe, los enanos y el sufrido pueblo del cuento. En fin, una guinda inesperada que amarga el modesto pastel que nos han presentado.

 

 

  .

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens