Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 julio 2011 6 09 /07 /julio /2011 09:55

blitz.jpgJason Statham, no es Clint Eastwood. Ni Los Angeles de los setenta el Londres de hoy en día. El inexpresivo Clint de la primera década de los dos mil se llama Jason, al que no le falta presencia y contundencia interpretativa. En esta nueva entrega de filme de acción, policíaco, dirigida con solvencia ajustada al género por Elliot Lester, se nos dibuja un sargento de métodos violentos y decisivos que recuerda a Harry el Sucio, con maneras de matón y presencia atlética y austera. La trama es algo habitual en el género: un asesino en serie que se dedica a matar policías londinenses en venganza de un encuentro salvaje con, precisamente,  nuestro "héroe". Tampoco  falta el "colega", el policía amigo, un superior jerárquico de Statham, homosexual y refinado, que también guarda en la trastienda una acción al borde de la ilegalidad y el ajuste de cuentas, (magnificamente interpretado por Paddy Considine), hermanándose de esta guisa con su colega, descaradamente homófobo ). Y, claro está, el malo, un psicópata sanguinario que borda Aidan Guillen.resizer.jpg

Con un sentido del humor muy británico, la prensa londinense apoda "Blitz" al asesino, recordando el famoso bombardeo sostenido de la Luftwafe sobre Londres desde setiembre de 1940 hasta mayo del 41. La traducción literal de la palabra Blitz es relámpago y es una contracción del término alemán Blitzkrieg, es decir guerra relámpago. Se supone que el malo malísimo de esta película es apodado así por su eficacia letal.

La historia nos habla también de ese terreno de nadie en el que la policía y los delincuentes se enfrentan a la ausencia de ética y a la dictadura de la "utilidad", cuando resulta "justificable" que un policía ajusticie, o asesine más bien, a un delincuente peligroso al que la maquinaria legal dejará libre por falta de pruebas. Y si el tipo es además asesino de policías y se ha cargado a los amigos del protagonista, pues eso.

Supongo que habrá secuelas. La película se basa en la primera entrega de una serie de novelas escrita por Ken Bruen. Volveremos seguramente a ver al eficaz Jason repartiendo golpes con todo lo que tenga a mano, casi sin despeinarse (aunque el muchacho no tiene mucho pelo) y logrando que nos caiga bien pese a su careto impasible y sus maneras de matón irredento, cuya zafiedad moral se salva gracias a oportunos guiños a la entereza y honestidad del policía en otros asuntos.

Pelicula ambigua basada en la ley del Talión, con críticas inclementes a la prensa y a algunos estamentos oficiales, desde abogados, a drogatas "legales", pasando naturalmente por la propia policía. No es una película de acción-brutalidad-psciopatía cercana a lo habitual en el subgénero, tiene personalidad y obviando su descarnada violencia, trata de ampararse en una cierta dignidad (posiblemente gracias a la complejidad que puede, no suele, emanar de la obra literaria en la que se basa).

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens