Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
8 mayo 2011 7 08 /05 /mayo /2011 16:41

Llegar a O'Cebreiro es como entrar en un mundo fantasmagórico, indiscutiblemente celta, con las pallozas como inmensos hongos de capucha negra, las ancestrales viviendas de los pobladores prerromanos de la zona, el perfil sereno y austero de la iglesia de Santa María la Mayor, las casas de piedra relucientes por la lluvia donde proliferan albergues y bares, todo tan indudablemente gallego como la queimada o el pulpo a feira, y envolviéndonos el sudario de una niebla que va y viene, fantasmal, fría, rasgándose entre los árboles verdes, subiendo perezosa por las laderas de las montañas con sus laderas tan verdes como sembradas de esmeraldas...

Un paseo poer el pequeño pueblo semimedieval y repleto de deerrengados peregrinos de todo tipo y condición, es una experiencia fraternal y muy literaria. La visita a la IGlesia es tan sugestiva como entrar en la iglesia del pueblo galés donde se rodó "El hombre tranquilo". Con un suplemento: se trata de una iglesia prerománica, con planta basilical y tres naves y sobre todo con el famoso "Caliz del Milagro", pieza del siglo XII en el que hubo una transsubstanciacion de carne y sangre para poner en su sitio a un cura que no creía en la eucaristía.

UN siglo mas tarde pasó por el lugar nuestra reina Isabel I, la de Fernando y el monta tanto tanto monta y decidió arramblar con ella para "protegerla", pero los caballos se negaron a bajar tozudamente de allí hasta que no se restituyó el cáliz a su lugar. Cosa muy comentada y que es lástima no se hubiera repetido por tanta iglesia romanica de Cataluña y otras regiones, expoliadas por propios y extraños a cambio de dineros, claro está.

Ha sido una etapa de 28 kilometros desde Villafranca hasta los 1300 metros de O´Cebreiro. El ultimo tramo de subida es por una correidoira gallega (desde el pueblo de Laguna de Castilla estamos en tierras galaicas) que son las anchas sendas por donde se sube y bajan los ganados, preferentemente de vacas,. El resto de la jornada, un  paseo por la historia y acompañanmdo al Valcarce por un andadero improvisado junto a la ya escasamente utilizada Nacional VI (gracias a las meigas ahora hay una autovía que ha vuelto obsoleta a la carretera y salvado a centenares de peregrinos de los sustos de antaño con una circulacion endiablada y los pobres mochileros, ya bastante tocados, deambulando por los margenes).

Todo consiste en el paso de León a Galicia, por el valle del rio Valcarce (Valle de la cárcel) llamado así por lo angosto, cerrado y estrecho del paso. JUstamente por eso desde el siglo XI hasta el XIV, epoca floreciente del Camino, ese paso se convirtió en lugar idoneo para asaltos, acechanzas, robos y deslomamientos varios en las personas de los peregrinos de la epoca, poco adinerados, sin moviles ni tarjetas de crédito, pero en fin, la codicia humana no tiene parangón.

La sarga peregrinal pasa por Trabadelo, Pereje, Portela, bajo un maravilloso bosque de castaños, Ambasmestas, donde el rio Valcarce se une al Balboa,  Vega de Valcarce, con su bella ermita de la Magdalena, el pequeño Ruitelan, Herrerías que tuvo fundiciones famosas en la Alta Edad Media y que conserva la fresca fuente de Quiñones (sí, aquel caballero matón que se erigía en reparte mandoblazos en el paso del puente de Orbigo, ¿se acuerdan?) y un poco más arriba, en La Faba, el comienzo de la subida en serio, cuyo nombre proviene de los brezos que jalonan toda la subida, en una palabra de etimología celta.

Toda esta zona a partir del Alfonso VI quedó en manos protectoras de los caballeros templarios que ajustaron las cuentas a malhechores y nobles abusones. El monarca dicto un decreto prohibiendo los derechos de pasos, aduanas y regalías que imponían a los ya de por sí empobrecidos peregrinos.

O'Cebreiro se encuentra entre Los Ancares y la sierra do Courel, es pequeño y agreste y domina un paisaje espectacular, entre las tierras de León y al otro lado de la carena, las de Galicia. En las cercanías del ultimo pueblo de Leon, Laguna de Castilla, el caminante encuentra ya el primer mojon gallego en el que se nos informa que para Santiago quedan 152, 3 kilometros. A partir de aquí cada 500 metros aparecerán esos indicativos con la cuenta decreciente de los kilometros que faltan para llegar al Obradoiro y terminar la peregrinación.

Mañana volveremos a detenernos en Villafranca y haremos una reflexión de lo que ha sido este recorrido por la sirga peregrinal santiaguesa.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens