Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
23 mayo 2012 3 23 /05 /mayo /2012 15:47

A las siete y media de la mañana el tren hotel de Renfe, un modelo Avant aerodinámico nos deja en la dormida estación de Ponferrada. Debemos dejar las maletas en un pequeño hotel del centro de la ciudad para que un taxista las lleve al lugar donde dormiremos esta noche, un poblado insertado en la sierra do Rañadoiro, llamado Fonfria.

Cogemos un autobús que nos lleva hasta La Portela, un caserío en las faldas del O Cebreiro, allí comenzamos nuestra caminada hacia Las Herrerías, donde comienza el largo ascenso hacia el  cima ventosa del monte desde el que Galicia da la bienvenida al peregrino, la puerta del cielo como se llamaba en la edad media. Hogaño, aquí Galicia se abre, valles, bosques, cimas peladas y rojizas, perfiles redondeados en los que el verde estalla con fruición. Aldeas de piedra, desperdigadas, en un paisaje rural, ensimismado, silencioso, sin servicios, ni bullicio, ni gente. Una Galicia que se escribe en la rutina de los trabajos y los días como soñara Hesiodo, una tierra milenaria de relieves suaves.

Durante la trabajosa subida al O Cebreiro los peregirnos van quedándose rezagados, hay personas de edad que resuellan sonoramente y se detienen cada diez pasos, gente joven que camina presurosa con resoplidos poderosos, la mayoria gente de media edad que sube poco a poco pero sin detenerse, con la vista en el suelo, perdiendose por momentos en la contemplación del ancho paisaje de lomas y bosques que se despliega desde lo alto, una teoría de valles verdes y brochazos de amarillo y cardeno de las flores y las copas de los carvallos (robles) y el verde brillante de árboles de ribera, o los jaspeados colores de hayas, robles y encinas.

En lo alto de O Cebreiro, azotados por los vientos, hay una ermita sencilla y hermosa y casas de piedra con fondas y bares, ademas de los pequeños edificios circulares con tejado cónico de paja, las antiguas viviendas rurales. Es un lugar turistico declarado de interés cultural, histórico y artistico.

Salimos de O Cebreiro por detras del refugio, entre los tendederos de la ropa recien lavada por los peregrinos. Caminamos por una senda que se desliza entre las laderas del Monte Pozo de Area hacia Liñares, cuatro casas, un bar y naves industriales al filo de la carretera. El sol cae de justicia. Seguimos hacia el alto de San Roque (1270m) donde destaca por su dura y exigente figura el monumento al peregrino, una estatua de hierro oscuro de un fornido caminante azotado por el viento y ofreciendo una épica resistencia fisica al vendaval, echado hacia delante con ferrea determinación.

Desde allí comienza otro de los andaderos, paralelos a la carretera, autentica cruz para los caminantes, monotonos, de piso duro que castiga las rodillas y acompañados por el ruido de coches y camiones, afortunadamente no muy abundantes por esta zona.

Pasamos por Hospital, que debe su nombre a un antiguo hospital fundado en el siglo IX por una condesa, hoy dia inexistente. Desde allí seguimos cada vez más empinada la caminata hacia el caserío de Podornelo, donde Jaime y yo nos regalamos con el agua de una fuente, helada, deliciosa, que nos libra del agobio del calor y el esfuerzo. Al final de la gran cuesta nos espera el Alto do Poio, una antigua encomienda de los caballeros de San Juan, con bares y restaurantes a ambos lados de la carretera.

Desde allí, nuevamente por el andadero, jun to a la carretera que serpentea por el valle y las verdes colinas, bajamos hacia Fonfria, destino de la jornada.

En total han sido 26, 8  kms, lo que con algunas paradas breves, han supuesto casi ocho horas en total. Llegamos cansados a Fonfría donde nos espera un pequeño y embarrado pueblo sin encanto alguno,rodeado de pastizales de vacas, calles sucias y un solo meson-fonda, donde nos alojamos. En los cielos las grandes nubes pasean morosamente. Quizá mañana probemos el chirimiri, el corballo de aquí, agua lenta y menuda quie cala hasta los huesos gracias al viento. Pero eso, en todo caso, nos preocupará mañana. Hoy basta con una ducha, una buena cama y una cena sencilla y nutritiva.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de diariodemimochila.over-blog.es
  • : Ventana abierta al mundo de la cultura en general, de los libros en particular, mas un poco de filosofía, otra pizca de psicología y psicoanálisis, unas notas de cine o teatro y, para desengrasar, rutas senderistas y subidas montañeras.
  • Contacto

Recherche

Liens