Thursday 24 may 2012 4 24 /05 /May /2012 18:48

Segunda etapa del Camino. Tras una noche movida por cumbias, donde una matrona de media edad--dueña del refugio-- era camelada por cuatro varones jóvenes de la Republica Dominicana y un cubano, sus empleados, en una inesperada repetición, corregida y aumentada, de las memoranbles secuencias de "La noche de la iguana" de John Houston, (con una Ava Gadner cuarentona, dueña de un hotel en la costa mexicana que se divierte con jovencitos rumberos), nos internamos de buena mañana en el Camino que nos llevará desde Fonfría y su hotel cutre-sabrosón hasta lares quizá más serios en un pueblo grande, limpio y ajetreado que se llama Sarria.

Serán ocho horas de caminata, casi 29 kilómetros, con paradas incluidas, una junto a un riachuelo para comer unas manzanas y otra en un bar del Camino para atacar una ración de tortilla de patatas y unas cervezas fría (muy de agradecer, debido a los más de 30 grados que caen sobre el Camino).

Hace una mañana despejada, un poco fría a estas horas (las 7.30) y el sendero va internándose por carenas de colinas, como si camináramos por un balcón que se abre ante un inmenso paisaje de colinas verdes, bosquecillos, sembrados y pastos. Abedules, robles, acebos, grandes matas de helechos, el pardo y persistente colonizador del enebro, el brezo y otro matorrales que se extienden por cimas peladas, dandoles una coloración muy característica

Pasamos Biduedo (llamado asi por su bosque de abedules) en un tramo del Camino muy auténtico (desde el medievo) y atravesamos por la parte superior de una ladera el monte Caldeiron, mientras a nuestros pies se despliega un enorme valle con una antiestetica cantera en el centro. Comienza un descenso suave que ya no cesará hasta Sarrias, pese a algunas subidas intercaladas, entrando el sendero en las famosas "correidoras" de robles y castaños, con ejemplares de centenares de años y mohosos muros de piedra limitando los dos márgenss del camino, que se desliza entre árboles centenarios como por túneles de verdor, húmedos y umbríos, generalmente de piso embarrado.

Entreamos en el concejo de Triacastela, tres castillos (no queda ninguno en pie) pasaremos por Filloval (llamado asi por el nombre de las trampas para lobos que los del lugar preparaban), As Pasantes y Ramil antes de internarnos en este pueblo, con u na calle mayor llena de refugios y restaurantes de peregrinos. Fue fundada por el conde Gatón del Bierzo en el siglo IX y ha sido considerada fin de etapa desde el medievo (segun el LIber sancti Jacobi). Parece ser que en aquellos tiempos habia la tradición de coger una piedra caliza de las que abundan en este pueblo para llevarla a Santiago y asi ayudar a la construccion de la catedral. (tradición cantera que continua en la actualidad en la zona). Otra historia relacionada con Triacastela habla de la picaresca delictiva de ciertos mesoneros de Santiago que enviaban a esta población (a 120 km de Santiago) a sus compinches para apalabrar con los peregrinos una estancia más económica en sus establecimientos de Santiago, donde eran esquilmados y sometidos a toda clase de abusos.

Nosotros nos demoramos en la visita a la iglesia parroquial dedicada a Santiago, una bellisima torre románica enclavada en el centrro del camposanto de la localidad con sus lápidas y sepulcros vistosos y de gran lujo como parece ser costumbre gallega.

En Triacastela hay que decidirse entre dos alternativas: ir a Sarria por el monasterio de Samos o, mas corta y también muy hermosa y con desniveles, ir por San Xil. Nos decidimos por esta segunda opción y avanzamos por la ribera del arroyo Valdoscuro, donde haremos un refrescante baño de pies. Luego el sendero sube hacia el Alto de Riocabo, entre valles escondidos y correidoras de enormes castaños y robles. Por pista se atraviesa Montán y Pintín, hasta llegar a Sarria.

Es una población con restos preromanos pero documentada desde su refundacion por Alfonso IX (en torno a 1200). Los peregrinos se encontraban al entrar en Sarria con  la Iglesia de Santa Marina (que fue románica, ahora no lo es), pero si se mantiene románica la de San Salvador. En lo alto del cerro que domina la poblacion quedan restos de un castillo. Y cerca de allí, el convento de la Magdalena, el mas grande y hermoso.

Nuestro hotel se encuentra al final del pueblo, casi en la salida hacia Lugo, por donde mañana iniciaremos la tercera etapa. Hoy nos espera la ducha y luego un  paseo por este bello pueblo, con sus merenderos junto al rio y su recoleto casco antiguo.

 

Por nullediesinelinea.over-blog.es //charlus03 - Publicado en: excursiones - Comunidad: Pluma, tinta y papel
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Présentation

Créer un Blog

Recherche

Calendrier

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados